páginas vistas

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Mi primera tapa en Sevilla: Garbanzos con Espinacas.

Fue en el año 2000. Había llegado de París el día anterior. María Del Carmen Martínez, me sacó del piso de mí entonces suegro, y me llevó a la Plaza de los Terceros. En una de sus esquinas existe un bar 'El Gitanillo' que funciona desde 1641.
Fue allí, donde a la hora del Vermú  (fonética andaluza) tomé mi primera tapa y mis primeros y maravillosos garbanzos con espinacas. Que me hizo olvidar los caracoles con mantequila y peregil que me habían deleitado en casa de Odette en París.
Imposible olvidar la textura de esos garbanzos grandes. Nada que ver con estos de la foto. Tampoco recuerdo que tuviesen 'pasas'  cómo estos de Barcelona.  Pero en el año 2000. No habían móviles con cámara.
Hace mucho tiempo. Hoy  en Barcelona  como la misma tapa y  ese recuerdo me atraviesa en dos, y lo agradezco.

Nota esta receta que pongo es estilo sevillano.  Como dije. Sin pasas.

Ingredientes para 4 personas:
  • 2 manojos de espinacas (pueden ser congeladas)
  • 150 grs. de garbanzos cocidos (pueden ser de bote)
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera
  • 3 dientes de ajos
  • Pan, dos rebanadas
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro
  • Vinagre de vino
  • Sal
  • Pan para freir
  • Aceite para freir
Preparación:
Cocer los garbanzos. 
Lavar las espinacas, cortarlas y cocerlas durante unos minutos. Escurrir. Se pueden usar congeladas.
En una sartén que se habrá cubierto el fondo con aceite, se fríen los ajos pelados y las rebanadas de pan. Se pasan al mortero y se machaca todo junto con el comino y las semillas de cilantro hasta formar una pasta. Se puede usar la batidora.
Una vez que el aceite se haya templado añadir el pimentón para refreírlo ligeramente sin que se queme.
Añadir las espinacas que tenemos cocidas y marear junto con el pimentón, agregar el majado, un chorreón de vinagre y la sal. 
Refreír junto con los garbanzos cocidos a fuego lento durante unos 10 minutos. Si están muy secas se le puede añadir una poquita de agua de la cocción de los garbanzos.
Servir acompañadas de unas rebanadas de pan frito.
Se pueden tomar calientes o frías.

No tinc poc

Maya y Cecilia salen del teatro en el Gótico barcelonés con ganas de hacer teatro con paraguas.  Estábamos en la calle Roc cerca de el petit teatro La Puntual, donde vimos "No tin poc"... ellas mejor que nadie anuncian que el otoño ya está aquí. Fue hace un año. Pero el otoño vuelve a estar aquí. 

En el mundo hay dos tipos de personas. Los que les encanta el negro y los que no....Patricia Martínez.

Buen uso del negro en otoño. Moda mujer. A Patricia Martínez. ¿el negro solo es un color?
Una va en moto con blusa negra con espalda descubierta. Otra va andando con vestido negro y sandalias altas. Ambas modelos anónimas van por las calles de Barcelona.
Ambas minimizan el color negro. Una con un bolso (entre marrón y naranja) que de un buen efecto contraste; la otra con una blusa estilo chaqueta abierta atrás en su totalidad. Añade una sensualidad notable y nos dice que el verano aún deja sol suficiente en la entrada del otoño.
Este post tiene un nombre: Patricia Martínez, quien género un gustoso debate (32 comentarios) en su muro tras manifestar su gusto por la vuelta del 'negro' con una ambigüedad deliciosa entre la moda o el color:
"En el mundo hay dos tipos de personas ... Los que les encanta el negro y los que no... Es complicado... 🤔🤔🤔"
Unas amigas hablaron de color. Otras de color y hombres...
"Y Will Smith sobre todo!  Jurjur"
Patricia tuvo que aclarar:  Jajajajaj me refería al look total Black.. Estas personas que  nos gusta ir de negro a todas partes.
Con esto  último salí de casa andando a comer con una amiga y vi ambas imágenes.