páginas vistas

martes, 24 de enero de 2017

En Barcelona de madrugada con tres grados sobre cero y viento. Sensación térmica de -1.

A pesar de esta belleza con Luna menguante de fondo,  ayer no iba a ser un día normal. El viento estaba muy insistente, en mi mejilla, quizás para advertirme.  La naturaleza sabe lo que hace sobre la piel. 

nozarashi wo
kokoro ni kaze no
shimu mi kana

Expuesto a la intemperie y resignado, 

el frío... ¡cómo corta
mi cuerpo!

Análisis leve de la canción La Despedida de Fito Páez. Adiós cielo que te vaya bien.



Un análisis leve y entrelazado de la canción "La Despedida" de Fito Páez. Tuve la suerte de escucharla en vivo en el Palau de la Música catalana en Barcelona exactamente como esta versión y claro... lloré por mis separaciones. Ahora puedo pensar en ella.

"Algo se detuvo en punto muerto
y fue tan grande ese silencio, fue tan grande el desamor
restos de un navío que encallaba
yo te quise, yo te amaba
no se bien lo qué pasó."

[De este párrafo es destacable la metáfora del verso 4. "restos de un navío que encallaba" Ver el fracaso como restos de navío recuerda la pérdida de una brújula en una relación. O más 'vulgata' perder el norte. Y el tratamiento del pasado es letal... en el verso 5... "yo te quise"]]

"Cuando los jazmines no perfuman
cuando sólo vemos bruma
cuando el cuento terminó"


[Aquí recurre o da continuidad a ilustrar la perdida de amor con otra metáfora, 'olfativa'  "cuando los jazmines no perfuman" simple y bella solución.]

"Todo nos parece intranscendente
no es cuestión de edad o suerte
de esto se trata el amor 
Tengo que correr, tienes que correr a toda velocidad
a toda velocidad .... "

 [No es sólo separarse, sino hacerlo rápido, dice el estribillo... "tienes que correr a toda velocidad." Aunque no le dice "Vete de mÍ", "tienes que correr" funciona igual por el verbo 'tener' en presente indicativo... "tienes"]

"Veo tus pupilas descubriendo algún Chagall
en el invierno, creo del '83
yo estoy a tu lado revolviendo, ordenando libros viejos que leí pero olvidé" 

[Bella referencia de Chagall de cuando iban junto a ver exposciones. Y leían los mismos libros, quizás lo más fuerte y desgarrante para quienes amamos también a través del arte y la litatura. En el Museo Chagall en Nice, que fui en el verano del 2015, recordé a una persona especialmente que me hubiese encantado estar con ella allí.]

"Besos de tu madre en el teléfono
y la lluvia es un espejo que me ayuda a verte bien
oigo tu sonrisa que ilumina el estudio y la cocina
entre las copas y el café 
Tengo que correr, tienes que correr a toda velocidad
a toda velocidad ... 
Sabe amargo el licor, de las cosas queridas
se acabó lo mejor, quién nos quita esta herida
tu me pierdes a mí yo te doy por perdida
es la hora de huir, la despedida,
la despedida ..". 


[Sin palabras cuando afirma: ¿quién nos quita esta herida? ]

"Tengo que correr, tienes que correr a toda velocidad
a toda velocidad ..."

Va a parecer que me gustan las despedidas. Hace unos días publiqué otro post sobre 'Vete,' canción de Alejandro Gutierrez a la altura de esta otra de Fito Páez. Y no es así, no me gustan las despedidas;  pero me gusta crear una cultura de la separación. O mejor, tener conciencia de ella. Nadie te habla de ella y existe.