páginas vistas

domingo, 4 de junio de 2017

Café Rue París en Varsovia. En 1944 una bomba dejó en pie la mitad viva de este inmueble.

Estoy en un café en el barrio judio (Getto warszawskie) aquí cayó una bomba en 1944. Se llama Rue París. Está  antes de llegar al río Vístula, que me recordó el Danubio en Praga. Camino hechizado por este lugar sabiendo que cayeron tantas bombas que lo dejaron en ruinas.
Ando cargado de "Norturnos y Estudios" de Chopin que acabo de escuchar en el museo Chopin. Sus melodías románticas son la banda sonora de una extraña tristeza al recordar lo que pasó en este mismo lugar, no hace mucho.

No imagino el infierno que vivieron padres e hijos de judios. De 400 mil judios que encerraron aquí tras un muro, quedaron 50 mil. Lo demás eliminados en campos de concentración. Es lo peor de la historia de Europa.
Esa memoria pesa en mi. Sus muertos seguro estarán hoy felices de que esto exista en su menoria.
No se debe olvidar esta memoria aunque duela saber que existió. 

     Niemiecka bomba 
     (En castellano Bomba Alemana)

Detalle muy eros de mostaza en un desayuno polaco. Gravity en el Gueto Judío.

Un desayuno en Varsovia. Barrio Judio en MJUD. Mi entrepan se llama Polak. (Kotleciki wolowe, ogérek, kiszony, pomidor, musztarda.)
Riquísima, las albondigas con lechuga, tomate y mostaza...

Hoy hay un tiempo como en mi Barcelona, natal. O sea, donde nació mi hija y yo renací.. En el local lleno de poemas hay unos versos de "Kubus Puchatek "...

"myslenie nie jest łatwe ale mozna sie do niego przywyczaic"

(pensar no es fácil, pero nos podemos acostumbrar hacerlo) 

Es lo que me pasa cuando mi niña desde Barcelona me dice por washap... Te quiero papá...!!!


Centrum en Varsovia. Los jóvenes polacos bailan Queen bajo el edificio de Stalin. Warszawa

Sorprendido amablemente con el centro de Varsovia. No el centro histórico, sino el eje donde se cruzan todos los caminos y donde el Palacio 'colorido' de la Cultura se toma el centro de todas las miradas.
En pleno Centrum de Varsovia baila la juventud (ver videos) de esta ciudad bajo la mirada de este edificio que el comunista  Stalin, regaló a la ciudad, que sin duda liberó en la 2da Guerra Mundial, pero que luego sometió ideológicamente. 
Por suerte, de ideología soviética comunista no queda nada. Los hijos de quienes sufrieron esta lacra ideológica e histórica de países del este, hoy  (primavera 2017) bailan a "Queen 'Don't stop me;' en pleno Centrum de Varsovia. También yo, que sufrí ese socialismo infame en su versión caribeña. Soy feliz de estar y conocer esta ciudad.
Un amigo me avisa de unos atentados en Londres ahora mismo. Pero no hay nada que hacer con eaa otra lacra de fanáticos terroristas islámicos. Hay que salir y bailar todo lo que ellos no quieren.