¿Dónde encontrar mis libros?

En Amazon podeís encontrar dos libros míos: 'Síndrome de Ulises,' y Del Procés a la República'

páginas vistas

sábado, 4 de febrero de 2017

1er Crimen racista en España: La dominicana Lucrecia Pérez. Nov 1992.

Buscando datos de Lucrecia Pérez para escribir un post sobre su asesinato racista que cumple  25 años desde que ocurrió, encontré este texto de hace 5 años.  Es importante no olvidar. La memoria te activa el futuro. Te hace estar alerta.
Yo blogger. 

"Ocurrió un viernes de hace 20 años, en noviembre de 1992. A las nueve de la noche, cuatro encapuchados vestidos de negro entraron en la Four Roses, una discoteca abandonada en el municipio madrileño de Aravaca, y dispararon a bocajarro a los presentes. Todos eran inmigrantes dominicanos, que a esa hora cenaban en el local. Algunos estaban de visita y otros, los menos, vivían allí provisionalmente hasta encontrar un trabajo. Uno de ellos, Porfirio Elías, resultó herido grave. Lucrecia Pérez, que llevaba un mes en España, murió en el acto. Tenía 32 años. La primera de las dos balas que encajó le atravesó el corazón.
Parte de la opinión pública no tardó en darle la razón a las pintadas que decoraban entonces Aravaca relacionando inmigración con crimen, e incluso a las que pedían Defenderse contra la invasión, poner Stop a la inmigración y enviar a los Negros fuera. Los factores de la ecuación –clandestinidad, sin papeles, encapuchados sanguinarios – apuntaban inequívocamente al ajuste de cuentas. Quizá Lucrecia no había pagado a la mafia que acababa de traerla, o quizá actuó en su viaje como correo de dinero o droga que después se negó a entregar. Solo la detención de los responsables dos semanas después puso al país frente al espejo. Cuatro españoles –un guardia civil de 25 años y tres menores de edad, todos de ideología ultra– habían matado a Lucrecia con el objetivo, según su confesión, de "dar un escarmiento a los negros". Era el primer crimen racista de la España democrática.
Dos décadas más tarde un documental recuerda este crimen con la intención, según sus creadores, de no "quedarse en el homenaje". Elena Maeso, portavoz del taller audiovisual Rosa Luxemburgo de Aravaca, explica que #CrimenRacista, Lucrecia, 20 años quiere "contar la historia de vecina del pueblo y una víctima mortal de la xenofobia, pero también preguntarse si el asunto ha cambiado en España".
Y la respuesta, siendo positiva, tampoco es esperanzadora. Según un informe de la Red Europea contra el Racismo, en España se registran una media de 4.000 altercados violentos al año relacionados con la xenofobia, y desde 1992 han muerto cerca de 80 personas en crímenes alentados por el odio, principalmente extranjeros. Pero hay quien sospecha que, en realidad, "hablamos de muchos más".
"Pese a la enorme cantidad de requerimientos que se han hecho para poner en marcha estadísticas de crímenes de odio, los sucesivos Gobiernos no lo han hecho", denuncia Esteban Ibarra, presidente de Movimiento contra la Intolerancia."Y en España, la Policía no registra la motivación de una agresión en el atestado". Así ocurre, según este experto, que "mientras Reino Unido y Alemania han registrado 54.000 y 24.000 agresiones en el mismo intervalo de tiempo, en España solo se han notificado 4.000".
La punta del iceberg
Unas cifras "manifiestamente irreales", explica, en particular porque las últimas dos décadas han sido las del boom de la inmigración, al que España "ha llegado después que los países de su entorno". Según un informe del Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia, los extranjeros eran 390.000 personas en 1992, algo menos del 1% del total; en 2012, sin embargo, la cifra se ha disparado hasta los 5.700.000, más del 12% de la población. O lo que es lo mismo: pese a que la población inmigrante ha crecido un 20%, los crímenes en su contra solo lo han hecho un 5% en el cómputo oficial.
"Y sin embargo, a nosotros cada vez nos llegan más casos", sostiene Ibarra, que tampoco se muestra optimista con la evolución del discurso xenófobo. "No solo no es el mismo que en 1992, sino que se ha radicalizado y ampliado". Y una de las razones, según este experto, es Internet. Movimiento contra la Intolerancia calcula que en España hay "al menos 2.000 webs y blogs activos" promocionando el racismo y actuando "como un sustrato" del que antes carecía la ideología xenófoba. El enconamiento de la recesión económica y el deseo de encontrar culpables a las tasas de paro y a la pérdida de poder adquisitivo completan la ecuación. El extranjero, sentencia Ibarra "es un chivo expiatorio perfecto".
Sin miedo a nada
Hoy Lucrecia Pérez tendría 52 años y un nieto en camino, que además será español. Su hija Kenia Carvajal, que tenía 6 años cuando fue asesinada y vivía con su padre en el pueblo dominicano de Vicente Noble, reside hoy en España. Vino este verano, siguiendo a su marido gracias al derecho a la reagrupación familiar y persiguiendo el mismo objetivo que su madre hace dos décadas: "tener un buen trabajo, ayudar a mi padre y darle a mi bebé todo lo que necesite, para que no le falte nada".
En Aravaca, un monolito erigido a la convivencia desafía al olvido frente al solar de la discoteca Four Roses, hoy convertido en un opulento edificio de oficinas. Kenia visita el lugar en el documental sobre su madre y reflexiona sobre el país donde murió, hoy escenario de su propio futuro. "Estoy aquí tranquila", sentencia. "No le tengo miedo a nada, porque yo no le he hecho daño a nadie. Fue a mí a quien se lo hicieron".

Texto RUBÉN DÍAZ CAVIEDES. Para ElConfidencial. 30.12.2012.

Video de Place du Tertre. Un paseo por Montmartre. Dic. 2016.



Llevo muchos viajes a París, en realidad vuelvo. Llegué a París en 1999 de La Habana. Fue mi puerta a Europa. Y me asombro como un niño cada vuelta en los últimos 17 años. Montmartre tiene un encanto que va más allá de la memoria y el frío. Pasear con mi sobrino por aquí tras desayunar cerca es un lujo único. 

Place du Tertre  (cuya traducción es plaza de la colina) Era un lugar donde ahorcaban y exhibian las cabezas de los ajusticiados hace tres siglos. Luego a finales del siglo XIX pintores muy pobres se trasladaron a vivir muy cerca de aquí por los bajos precios y por la luz.
RenoirManetVan GoghToulouse LatrecPicassoDalí y Modigliani, expusieron por aquí  algunos de sus cuadros  siendo jovenes y pobres.  El primer estudio de Picasso en París (1900) que descubrí en 2005, está a menos de 500 metros. O sea, aquí no hay leyendas. Es historia del arte del siglo XX que te obliga a subir si estás de visita.

No obstante, hoy ninguno de ellos está y el encanto real de este lugar prevalece, quizás por su altura sobre la ciudad, y las perspectivas que muestra de París y de las cúpulas de la  Iglesia de Saint Pierre de Montmartre, o las sombras blancas  de las cúpulas de la  Basílica del Sacre Coeur.

El video es corto pero mi memoria es larga por la felicidad que me genera estar en París con alguien que vi nacer en aquella isla: mi sobrino.