páginas vistas

domingo, 9 de abril de 2017

Toda mi solidaridad con el opositor Eliécer Ávila y su grupo de Somos +.

■ ■
Lo conocí personlmente  en Barcelona hace un tiempo (año y medio) y me pareció  honesto. Sabía de él por su diatríba con él ministro cubano de exteriores Alarcón. Aunque no pensamos igual en muchas cosas.  Creo que merece todo el apoyo moral y virtual para salir lo mejor que pueda de esa situación. 

Quizás el atropeyo que acaba de sufrir por la Seguridad del Estado Cubano. Detenciones varias, registros y la humillación natural como a todo opositor en una dictadura, le harán crecer en la dirección que él necesita. Ya lo hizo después de discutir con el Ministro donde pasó de revolucionario a opositor.
Esta vez su delito mayor, no es ser opositor. Sino por protestar públicamente cuando le decomisaron su ordenador personal y el teléfono en el aeropuerto cuando regresaba de Colombia.
Me asombra que declare que la Seguridad del Estado le ha robado tanto en el aeropuerto como en su casa algo bastante habitual allí.  Ese país no cambia. No es país para opositores, aunque a los ciudadanos normales también le roban en la aduana.
A otros, además,  los han golpeado y detenido y saqueado sus vidas constantemente en los últimos años.
Me refiero a Danilo Maldonado Machado Damas De Blanco Ciudadanas Por la Democraciay Ailer Gonzalez Mena  Gorki Luis Aguila Carrasco o Lia Villares entre otros muchos de otras ciudades y provincias.
Ya el gobierno parece no distinguir entre opositores leves y duros. ¿esto es buen signo o será malo? ¿esto hará que la oposión se una y todos se apoyen entre sí? ¿no lo sé?
Es evidente que hay un cambio de rumbo desde el Gobierno y la oposión toda que ya entra y sale del país debería estar alerta.
Abril. 2017

Rodin y una modelo en 1895.

El que no quiera a Rodin está loco o está muerto. Uno reconoce es sus esculturas más que una mujer a una diosa. Después de muchos catálogos en 1999 visto en aquella isla del Caribe donde nací,  pude ver sus esculturas en el Museo Orsay de París.
Aquí en esta foto trabaja con traje manchado y con pinta de hipster que tan de moda están.  En diciembre pasado en Montmartre, París no había un bar que no oliera a hipster... "el exceso no es sexo ni deseo, es aburrimiento."
Isadura Ducan contaba... "Rodin se acercó a mí y comenzó a amasarme como si fuese barro, " y eso que acababa de conocerla. Suerte que tiene ser escultor. Un poeta se le cae la mano izquierda a versos antes de tocar una diosa.
Rodin en cambio. Las tocaba, amasaba, les hacía el amor, las deconstruida, las reinventaba y se rendía a ellas como en su escultura " el ídolo eterno."

Yo nací un Domingo de Ramos. Lola Sánchez Rozas.

Yo nací un domingo de Ramos, como hoy, pero un 22 de marzo, cuenta mi madre que se estaba arreglando para la procesión y cuando ya iba subida en sus tacones dispuesta a salir por la puerta, le empezaron los dolores de parto, tardé muy poco en nacer porque tenía mucha prisa por estrellarme. 
Y lo digo literalmente, porque eso es lo que he hecho toda mi vida, y encima casi siempre en los días más "relevantes" para mi familia, como cuando el día antes de la comunión de mi primo Francisco M. me tiré en monopatín por una cuesta de 90 grados, y desde la plaza de la Cruz de los Caídos vine a parar al muro de la casa de Carlos y Remedios, donde me estampé, y me abrí una brecha en la ceja de 7 puntos. Justamente en ese muro estaba yo sentada años después, y creo que fue su hijo José Antonio, el que se puso a dar saltos en la repisa del balcón hasta que cedió y cayó abajo a un cm. de mí. Cuando me caí del tejado de la fábrica de conservas "La Purchenera" de excursión al cortijo de mi tío Nono, (eso ya lo he contado por aquí), y cuando me caí vestida a la balsa de mi tío Manolo en un San Marcos, y recuerdo el griterío histérico de las mujeres porque me costó trabajo salir del fondo por el peso de aquellos jerséys de lana que me hacía mi madre de dos km de cuello; menos mal que mi padre me enseñó a nadar casi al mismo tiempo que al de andar, aquel día creo recordar que estaba allí Juan Carrasco, un contacto que ahora tengo por aquí. Cuando con siete años arranqué el Citroën 2Cv y salí embalada cuesta abajo por la mina de Suflí, y el Serrano, un primo de mi padre corriendo detrás a parar el coche, y siempre que me veía hasta el día de su muerte, lo primero que decía era, "la mierda la niña". También me subí en el tractor que mi padre se había dejado arrancado y estuve labrando unos cuantos caballones hasta que un almendro nos dio el alto. Podría seguir, pero no acabaría hoy. Y sin ser ya cosa mía, también le dí su boda a mi prima Rosario Rozas, porque faltando un mes para cumplir mi embarazo, me puse de parto la noche antes de su enlace, corriendo el peligro de quedarse sin el chófer que la llevaría al altar.

Nací un domingo de Ramos, con el don de la inopotunidad, y mirando mi curriculum, es un milagro que siga aquí.

Así que, buenos días.


Nota.

Lola Sánchez Rozas es escritora. Quizás no tiene conciencia que la literatura es eso que hace. Pero quien escribe así de forma 'no profesional' en su muro,es escritor que no necesita curriculum ni otra cosa que no sea escribir. La llevo leyendo un tiempo y cada texto lleva trazos de adn de literatura sin adjetivos. Le pedí este texto para mi blog, con el fin  de que no se pierda entre otros muros de facebook y solo sea deleite de sus amigos.