páginas vistas

sábado, 18 de octubre de 2014

Niña Pastori en mi vida. Flamenco pop.

Hay una razón por la que lloro cuando escucho esta canción.  Hoy quizàs porque llevo una semana sin ver a mi niña que está feliz en París. Pero tambíen por una foto de mis hermanos en ese país al que no he vuelto, en 18 años no por mi voluntad.  También por llevar 5 años sin volver a Sevilla y más de diez sin volver a Cadiz.

Íbamos por la carretera que une Sevilla con Cádiz en el año 2000, y Maneni, una amiga entrañable, puso en su 4x4 a Niña Pastori, quien comenzó a desgarrar un flamenco pop llamado Cái (Cádiz con acento gaditano) compuesto por Alejandro Sanz, y  Yara y yo, ambos que llevábamos tres meses sin ver el mar, comenzamos a llorar de camino a nuestro primer Carnaval de Cádiz.
Seria fácil decir que tenia nostalgia de La Habana. Es falso. Niña Pastory estaba abriendo en el año 2000,  un nuevo surco de conocimiento musical del flamenco pop donde ya estaban Kiko Veneno, Ketama, y Martíres  del Compas.  Con su voz femenina completó un ciclo o lo abría. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario