¿Dónde encontrar mis libros?

En Amazon podeís encontrar dos libros míos: 'Síndrome de Ulises,' y Del Procés a la República'

páginas vistas

miércoles, 23 de marzo de 2016

Obama al punto. Castro: poco hecho (y con sangre)

En España en los restaurantes te preguntan ¿la carne la quieres poco hecha,  con sangre o al punto? Creo que la visita de Barack Obama, no estaba al punto. El régimen cubano no estaba hecho para los cambios, Barack demostró estar al punto. ¿Suficiente para todos?..Creo que no. Y me explico...
Tras el entusiasmo desatado por las palabras maravillosas de Barack Obama en Cuba, no es ironía, es un hecho. "Yo exijo," hechos. Mis lectores y seguidores que adoro. Coinciden varios en que los hechos los deben gestar los cubanos de la isla.  O sea, ¿quienes están bajo un régimen dictatorial, sin dinero, empobrecidos, teniendo que pedir permiso para entrar y salir del país?  Y los del exterior, ¿teniendo que pedir permiso para entrar, para invertir, para hablar (y recordemos please a Tania Bruguera)?  Y  todos, sin poder elegir un gobierno que nos represente. ¿Yo estoy loco, o deseo cosas muy imposibles? Alguien piensa realmente que los cubanos bajo esas condiciones pueden cambiar algo. 
Cuando hablo de hechos, me refiero en exclusiva a la presión que puede ejercer un presidente de Estados Unidos y su influencia directa en empresarios que puedan invertir en Cuba.
Para las inversiones en Cuba, debería poner condiciones,  y garantías para que los cambios en las estructuras del estado cubano sean reales. No dar riendas sueltas a una inversión controlada por el Estado cubano que jamás llegaría beneficios sólidos al pueblo, solo migajas.
Se me ocurre que inviertan empresarios cubano americanos o cubanos en el exilio sin condiciones. Si esas inversiones van a manos del Estado-Castro.  .. ¿Cómo los cubanos muertos de miedo- como aún están- y pobres,  podrán cambiar nada.
Se cambia, no seamos ingenuos, con mucho dinero sobre la mesa, y ese dinero gestionado por la sociedad civil y privada de todo un país. 
No veo a Castro en esa línea. Y aunque no vaya a favor de esta corriente maravillosa de optimismo pienso, que esta visita le faltó tiempo. Y dejar antes que Castro hiciera cambios reales.
Eisenhower cuando vino a España en 1959, sabía que Franco estaba obligado abrir el país.  Creo *ojalá me equivoque* que Obama con muy buena voluntad ha terminado reforzando a Castro. Ojalá me equivoque. Seria el primero en reconocerlo y para eso tengo este blog.
¿Creies que es casual, la soberbia infame de no recibirlo en el aeropuerto?
Yo antes estos "eventos" prefiero estar despierto, como la niña de El Sexto.
HISTORIA.
El  presidente de Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower, llega a la base militar de Torrejón de Ardoz, en Madrid, donde es recibido por el general Franco.
Tras el ingreso de España en la ONU y en otros organismos internacionales,  la visita del dirigente estadounidense significa la culminación de la política de amistad entre Madrid y Washington y el fin del aislamiento del régimen de Franco tras la derrota del Eje en la Segunda Guerra Mundial.
En la década de los sesenta y a raíz del encuentro de Franco con Eisenhower, España pasó de ser uno de los países más pobres de Europa a crecer a un ritmo medio del 7 por ciento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario