¿Dónde encontrar mis libros?

En Amazon podeís encontrar dos libros míos: 'Síndrome de Ulises,' y Del Procés a la República'

páginas vistas

jueves, 5 de mayo de 2016

Murió Bladimir Zamora: artífice del renacimiento de Compay Segundo en 1992.

Bladimir Zamora,  quien  me publicó mi primer poema en Cuba. Ha estado gravemente enfermo en Cuba hace un tiempo, y hoy acaba de fallecer. Paquito de Armas quien trabajó muy cerca de él informa que era cuestión de horas su muerte, pues no reacciona a las diálisis... Así ocurrió. 
Publicarme, seguro no fue importante para la literatura cubana, para mí sí.
Bladimir Zamora trabajó muchos años en el Caimán Barbudo, magazin juvenil, ya sabemos, al servicio del gobierno comunista. Pero muchos de los blogger y escritores que hoy - y hace años- nos oponemos a Castro y sus élites, nos daba un salto en el corazón en los años ochenta cuando nos publican un poema, cuento o dibujo allí.
Fue mi caso. En 1987 acabado de salir del ejército en el espacio "Por Primera Vez." Bladimir Zamora me publicó dos poemas. Literalmente, toqué la gloria entre mis amigos poetas, esta vez de forma impresa. Eso se lo voy a agradecer siempre.  Mas tarde, también fue un apoyo al grupo "13 y 8"; pues nos invitó muchas veces a la Casa del Joven Creador a leer y cantar.
!Compay Segundo su redescubridor!
Santiago Auseron, del grupo Balón Rojo.  Se quedó sin rumbo ni ideas a fines de los años ochenta y se fue a Cuba. Allí se le ocurrió explorar la música cubana de los años 40 y 50. Y nada menos que eligió a Bladimir como Lazarillo. Fue este quien lo llevó a la piscina del Hotel Capri en el Vedado, donde actuaba Compay con sus hijos, y con más de ochenta años. Allí lo firmó Auseron y le sacó una recopilación de canciones en España a inicios de los años noventa.
En un artículo que publiqué en Cubaencuentro lo escribí así...

 "Varios críticos coinciden en que el 20 de febrero de 1992, cuando se presenta en la sala El Sol de Madrid el primer disco de la Colección Semillas del Son, comenzaba la fiebre de la música cubana en España. Esta colección, patrocinada por Santiago Auserón y su productora Animal Tour, asociada con BMG Ariola S.A., y asesorados por los cubanos Damilo Orozco y Bladimir Zamora, presentó al público español la posibilidad de escuchar una antología insólita que contenía en un mismo CD al Septeto."

"En 1995, los productores españoles deciden lanzar, el primer disco de Compay Segundo y sus muchachos, desconocidos por entonces en Europa. Este CD tuvo un gran éxito de público y ventas, heredando la fama que había dejado Antonio Machín, muerto en 1977."

Frag de articulo  mío publicado el  Lunes, 18 junio 2001. En Cubaencuentro. com/
Arsenio Rodriguez Quintana. 
Auserón lo recuerda así:" Santiago Auserón habla de Bladimir mientras recuerda aquellos días del año 1991 pasados en Cuba buscando recuperar la memoria y el lenguaje sonero, andando tras la pista de los valores del viejo son tradicional. Aquella búsqueda emocionante acabó con la publicación del disco Semilla del Son, imprescindible antología con 20 de los más grandes soneros de la isla, 20 canciones donde se unen la tradición rítmica africana con el idioma español.  “En su aparente sencillez de género bailable, el son expresa la identidad cultural cubana, proyectando sobre toda la hispanidad las consecuencias de un profundo mestizaje con las culturas africanas”.

Luego vino el arrogante de Juan de Marcos Gonzales, a fingir que fue él, a través de Buena Vista quien sacó a los viejos músicos.  Cuando Buena Vista y Ray Cooder no aparecen hasta 1997. Las hemerotecas no traicionan.
Bladimir Zamora. Un abrazo. A pesar de todo te debía un post.


Bladimir echando ron en la tumba del Benny Moré en Lajas.  Cienfuegos.

4 comentarios:

  1. Siempre recordaré al Blado. Me quedo con su voz, sus poemas y aquellos años, cuando iba a las peñas mensuales del Caimán.

    ResponderEliminar
  2. Ha muerto en Cuba Bladimir Zamora Céspedes, se rumora. La única mano abierta para mi en mis años difíciles, ha muerto. Le recordare con el agrado de siempre, con el agrado que siempre me recordó. Hace unos años para salvar un poco las memorias perdidas nos cruzamos correspondencia por última vez, yo de este lado del mar y él en su Cuba de siempre, entre alcoholes y papeles viejo, como siempre.
    Había estado enfermo dijo, pero reía. Tenia la memoria más limpias que yo, aun recordaba que por los años 90s me había pedido ir a la Ronera Habana Club donde para entonces trabaja el poeta Raúl Ortega y un servidor. Sabíamos de antemano que era un reto, pero así y todo entró caminando camuflajeado entre un grupo de trabajadores y salió colgado de los hombros de otros. Vagamente recordaba haber amanecido en Alamar al día siguiente sin saber como. Me contaba esto, y de súbito todo regresaba a la memoria, me parecía verle ronco ante un gigantesco barril Bocoy de las naves de añejamiento de Habana Club donde se sentía a decir; “en el paraíso”. Bien pudiera recordale para siempre así, más no seria la manera justa de recordarle.
    Bladimir tuvo para conmigo los pantalones que le faltaron a los que más varoniles decían ser, y me publicó en el Caimán Barbudo de Enero de 1989, coincidiendo con el nacimiento de mi hija Keyla, este texto que a continuación le dejo. (el único texto que se me publicó en Cuba, pero no pido más, estoy complacido).
    Por siempre me une a ti la gratitud que te merecés. Adiós Bladi.

    Proverbio para el hijo

    “(…) Antes de estar en el vientre te conocí,
    y antes que procedieras a salir de la matriz te santifique,
    profeta de las naciones te hice..”
    Jeremías 1:4.


    He tocado mi cuerpo con el asombro del primer resucitado
    salté del vacío a la palabra
    porque mi edad tenia su fantasma
    que danzaba junto al fuego,
    no tuve casa ni padre nuestro
    solo un camino por donde vi marcharse a mi hermano
    con más discordia que amor en su mirada
    perseguido por mi tiempo que iba pasando como una peste.

    Oh, carrusel gira,
    que esta moneda sucia no sepa
    porque he escrito un poema a contraluz,
    que mis manos no toquen
    por donde esta pasando mi tiempo como una peste.

    Oh, carrusel, no iremos a ningún sitio de la noche
    con un clavicordio
    a alegrar la soledad de estos muertos antepasados míos
    que oraron bajo la incandescencia de las lámparas
    que aun siguen oliendo a aceite en mi memoria.

    Oh, carrusel pudre,
    pudre tu armadura y mi recuerdo,
    el equilibrio que soy de dos familias,
    cambiame este dolor por un rostro
    para poder silbar el descontento,
    este manso dolor de bestia que cabalga sobre mi piel
    en el que esta pasando mi tiempo como una peste.

    Oh, tiempo mío es mi edad,
    es la sed de mi edad que pasa y gime como una mujer encinta
    y uno tiene que soportar el lamento de sus días,
    uno tiene que leer la prensa
    saber de los muertos que ganaron el privilegio de ser muertos,
    porque mi hijo va a preguntarme por la crisis
    y no voy a responderle
    que es una mentira más grande que mis ojos, que no mire,
    que la inventaron las arañas,
    que no se asustes,
    que al primer manotazo las derrumbo.

    Hijo mío,
    los abatido son los que danzan junto al fuego
    y yo junto a todos los rostros
    y todos los rostros marcando sobre el polvo su danza
    oscura como la época misma,
    en el fuego está ardiendo un cuerno,
    no respires hijo mío,
    no respires ahora que está ardiendo un cuerno,
    contempla como limpio el aire de la peste y no respires
    que te hará daño saber como huele mi época.

    ResponderEliminar
  3. Blado, me acabo de tomar un trago de SANTIAGO que me han mandado, por ti, mi herma,,,, me falta tan sólo un TABACO, pero tengo una vela encendida por ti,,,, Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que ud le agradezca a bladimir esta bien, son sus recuerdos, pero si en el camino de compay no hubieran estado primero juan de marcos y muy importante ry cooder, aun estuviera dando conciertos en el parque central habanero. el disco del chan chan les dio promocion, pero la pelicula mas aun y auseron en eso no tuvo nada que ver. en lo que a bladimir si se le fue la mano fue cuando escribio sobre ibrahim ferrer y lo coloco en un sitio que no le correpondia. ojala y todos los seres humanos tengamos la suerte que tuvo el oriental, que en su vejez alcanzo la gloria. pero en realidad ferrer, que estuvo al lado de pacho alonso muchos años y con este viajo a muchas partes, solo tuvo en su curriculum interno dos cosas importantes: el platanal de bartolo con chepin y el ay candela con los bocucos (unos 40 años entre ambos). antes de morir enfatizo que no le dieron chance como bolerista, pero su voz y su imagen no iban a ningun sitio con el bolero. en algo recuerda a machin, que en españa es dios pero en cuba no. esa voz en la isla no era bien tenida en cuenta.

      Eliminar