páginas vistas

miércoles, 26 de octubre de 2016

Boira, Llum dolça. Niebla, luz dulce. (en castellano)

Ayer fue el primer día de otoño donde la niebla hizo presencía en la zona alta de Barcelona pegada a la montaña.
Demás esta decir que este cambio de escenografía en la naturaleza, es otra de mis fascinaciones de otoño y sus diferente pieles visuales.  Pues tengo el recuerdo de los primeros video clip de los años ochenta donde siempre la imagen era velada. Con esa pátina de sueño encima.
Boira, además, es una de las palabras catalanas de mi predilección.  Que aprendí tras quedar finalista en un concurso de poemas del periódico La Vanguardia y me enviaron un libro de Joan Maragall con este poema revelador del impacto de la Niebla en este poeta del siglo XIX tan barcelonés con una sensibilidad extraordinaria...

"Oh! boira, encantament de les muntanyes,
que et deixes travessar d'una llum dolça,
evocadora de clotades pàl·lides
i de poblats llunyans que es desensonyen
i s'acosten rient assoleiant-se...
Oh! boira que amb el sol tota t'aclares,
i que tu tota sola t'obscureixes
i t'omples dels rumors de la tempesta...
                                       Joan Maragall
La foto en el barrio La Salut. Encima del Park de las aiguas. Después de aparcar el coche. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario