¿Dónde encontrar mis libros?

En Amazon podeís encontrar dos libros míos: 'Síndrome de Ulises,' y Del Procés a la República'

páginas vistas

lunes, 26 de diciembre de 2016

La pastelería francesa de París.

Qué fuera yo sin la pastelería parisina. Nada, sería el mismo, millones de personas no la conocen y existen.
En cambio, yo he cometido el delito de conocerla a profunfidad y en diferentes barrios de París,  y  sé que el siguiente dulce o pastel que pruebe será mejor, más bueno que él anterior.
Pocos saben que esta riqueza de la pastelería francesa no cayó del cielo, sino que tuvo influencia directa del medio oriente árabe.

El secreto de por qué es buena esta aqui...

"Durante la primera cruzada, por el año 1099, los europeos llegados del norte encuentran en el sitio de Marra-Archas que los pueblos musulmanes contra los que peleaban tenían una alimentación más rica en sabores y texturas; ellos ya manejaban los productos de la caña de azúcar y sus propiedades; tenían una receta de bourreck, ancestro del hojaldre actual. Las recetas primarias ricas en sabores viajaron del Medio Oriente a Europa, siendo Francia receptora de gran parte de esas increíbles fórmulas. El siglo XII encuentra una pastelería más renovada e innovadora, donde un pastelero de Albi, el señor CARIBOUS, crea las tortas esponjosas."
"El Preboste de París emite un decreto que rige esta importante actividad, donde el artículo primero dice a la letra “Quien quiera ser pastelero en la ciudad de París tiene que demostrar que puede desempeñar el oficio, guardando los buenos usos y costumbres de la profesión.” Esto demuestra que el orden y concierto de la pastelería francesa han guardado a lo largo del tiempo un celoso lineamiento."
"El primer cocinero de los reyes Carlos V y Carlos VI, Guillaume TIREL el Cortaviento (Tailevent), escribe el primer manuscrito culinario “El Viandier” (1379), el cual fue impreso hasta 1490 a la llegada de la imprenta. El VIANDIER podría ser considerado como el primer libro de cocina y base fundamental de la gastronomía francesa. En esta época para abrir o tener una pastelería o boutique el maestro pastelero debería saber hacer 500 pasteles grandes, 300 pastelillos y 200 panecillos buenos y suficientes y hacer el trabajo en un solo día."

Texto entrecomillado de la web: tartamiel.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario