páginas vistas

domingo, 5 de febrero de 2017

Bandeja de aluminio en el restaurante Veggie Garden. Barcelona.

Esa bandeja de aluminio tiene un diseño que me lleva directo a mi adolescencia. Mis primeras escuelas al campo. Primeras novias. La iniciacion en el erotismo tras el amor primero. 
Claro todo en aquella isla del país donde nací. Con la gran diferencia del tipo de comida. Mientras que aquí las combinaciones exóticas de la comida asiática: Nepal, India y Pakistán marcan el gusto del restauran Veggie Garden. Allá arroz blanco y frijoles o chicharo. Era vegetariano, pero no opcional por decirlo delicado. Dedicar líneas al horror que representó esa bandeja cuando pasé el Servicio Militar Obligatorio,  es desvirtuar con pesadillas pasadas este domingo hermoso con mi niña en Barcelona. 
-¿Pápa es la primera vez que vengo a un restauran vegetariano? Sí, cielo. ¿qué hamburguesa más rara? Es de vegetales. Aquí todo lo es, siendo además más sano. Tienes que probar otras cosas. El mundo es mucho más grande que la Europa en que vives y sus sabores.
Lo único que no me gusta es que no ponen música tradicional de estos países. Fuera la guinda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario