¿Dónde encontrar mis libros?

En Amazon podeís encontrar dos libros míos: 'Síndrome de Ulises,' y Del Procés a la República'

páginas vistas

domingo, 9 de abril de 2017

Yo nací un Domingo de Ramos. Lola Sánchez Rozas.

Yo nací un domingo de Ramos, como hoy, pero un 22 de marzo, cuenta mi madre que se estaba arreglando para la procesión y cuando ya iba subida en sus tacones dispuesta a salir por la puerta, le empezaron los dolores de parto, tardé muy poco en nacer porque tenía mucha prisa por estrellarme. 
Y lo digo literalmente, porque eso es lo que he hecho toda mi vida, y encima casi siempre en los días más "relevantes" para mi familia, como cuando el día antes de la comunión de mi primo Francisco M. me tiré en monopatín por una cuesta de 90 grados, y desde la plaza de la Cruz de los Caídos vine a parar al muro de la casa de Carlos y Remedios, donde me estampé, y me abrí una brecha en la ceja de 7 puntos. Justamente en ese muro estaba yo sentada años después, y creo que fue su hijo José Antonio, el que se puso a dar saltos en la repisa del balcón hasta que cedió y cayó abajo a un cm. de mí. Cuando me caí del tejado de la fábrica de conservas "La Purchenera" de excursión al cortijo de mi tío Nono, (eso ya lo he contado por aquí), y cuando me caí vestida a la balsa de mi tío Manolo en un San Marcos, y recuerdo el griterío histérico de las mujeres porque me costó trabajo salir del fondo por el peso de aquellos jerséys de lana que me hacía mi madre de dos km de cuello; menos mal que mi padre me enseñó a nadar casi al mismo tiempo que al de andar, aquel día creo recordar que estaba allí Juan Carrasco, un contacto que ahora tengo por aquí. Cuando con siete años arranqué el Citroën 2Cv y salí embalada cuesta abajo por la mina de Suflí, y el Serrano, un primo de mi padre corriendo detrás a parar el coche, y siempre que me veía hasta el día de su muerte, lo primero que decía era, "la mierda la niña". También me subí en el tractor que mi padre se había dejado arrancado y estuve labrando unos cuantos caballones hasta que un almendro nos dio el alto. Podría seguir, pero no acabaría hoy. Y sin ser ya cosa mía, también le dí su boda a mi prima Rosario Rozas, porque faltando un mes para cumplir mi embarazo, me puse de parto la noche antes de su enlace, corriendo el peligro de quedarse sin el chófer que la llevaría al altar.

Nací un domingo de Ramos, con el don de la inopotunidad, y mirando mi curriculum, es un milagro que siga aquí.

Así que, buenos días.


Nota.

Lola Sánchez Rozas es escritora. Quizás no tiene conciencia que la literatura es eso que hace. Pero quien escribe así de forma 'no profesional' en su muro,es escritor que no necesita curriculum ni otra cosa que no sea escribir. La llevo leyendo un tiempo y cada texto lleva trazos de adn de literatura sin adjetivos. Le pedí este texto para mi blog, con el fin  de que no se pierda entre otros muros de facebook y solo sea deleite de sus amigos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario