páginas vistas

martes, 20 de junio de 2017

Es posible estar enamorado de una estación de trenes: Estación de Francia. Barcelona.

La marquesina exterior es preciosa. Pero sin duda su belleza interior radica en la entrada y salida de trenes, o sea, sus andenes. Que están recubiertos por una marquesina metálica y modernista que gira en una curva hacia la izquierda como yo, que soy zurdo. Pedro Muguruza y Raimon Duran i Reynals, sus arqyitectos me homenajearon sin conocerme en 1929...

El giro la hace la más eros de todas las estaciones de trenes que he visto en Europa. Estación del Norte y Este en París, Praga, Milán,  Madrid...

Hoy sigue siendo moderna,  aunque fue hecha hace casi 90 añoa sobre una vieja Estación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario