páginas vistas

viernes, 30 de junio de 2017

Nunca es verano del todo si vienes del Caribe.

Amaneció lloviendo en Barcelona,  y a pesar de los 17 años en Europa, redescubres una vez más, que aquí " nunca es verano del todo." Basta con una nímia y delgada lluvia para recordarte que los 28 grados de ayer en la tarde se pueden quedar en 18 grados al amanecer. No es frío, pero pasas a ser un valiente si insistes en llevar una camiseta de mangas cortas, que en aquella isla le decíamos  "pullover."  Difícil encontrar tanta sensualidad en esa palabra inglesa dicha en el habla popular cubana.
Hoy me resisto como otros valientes y decido salir en manga corta, erizado y feliz.

2 comentarios:

  1. WOW!!!....me impresionan tus palabras...cuanta lírica en esas líneas...la lluvia siempre es evocadora...

    ResponderEliminar