páginas vistas

jueves, 10 de agosto de 2017

Fernando Savater le quita la máscara al castrismo que intenta acoger en su seno a Guillermo Cabrera Intante. Gracias.

EL MINISTERIO DE CULTURA CUBANO MUEVE FICHA PARA HACERSE CON EL LEGADO LITERARIO DE ALGUIEN QUE NO SOPORTARON EN VIDA DESDE QUE ABANDONÓ EL PAÍS.

(El texto de Savater es de hace seis años. No lo había leído y me sorprendió la lucidez al descubrirlo ayer)

"En 2009 aparecieron los primeros signos de una reconcilación de Cuba con el escritor, después de que los periodistas Elizabeth Mirabal y Carlos Velazco ganaran ese año el premio de ensayo de la Unión Nacional de Escritores y Artistas, cuya editorial publicó el texto —más de 300 páginas sobre la vida y trayectoria de Cabrera Infante desde su infancia en Gibara hasta que abandonó definitivamente la isla en 1965— en 2011. Reynaldo González, opina al respecto "que el libro tiene valor entre otras razones porque 'es bueno que cada vez haya menos adentros y afueras' en la literatura cubana".
 Leonardo Padura sostiene, por su parte, que Cabrera Infante "es un indispensable de la cultura cubana", pues "tiene el gran mérito de haber convertido el lenguaje del habanero en lenguaje literario"; con independencia de las revelaciones que haga el ensayo en cuestión, el mero hecho de haber obtenido un premio oficial y ser publicado es un signo "positivo y reflejo de que poco a poco se vuelve a la normalidad".

Pero para el filósofo y narrador Fernando Savater  "esta publicación no es más que la típica jugada de los burócratas de las dictaduras moribundas, que intentan echar el lazo a escritores y artistas relevantes de la disidencia" y "fingen un reconocimiento tardío a sus méritos ensalzando sus logros creativos para mejor difuminar su oposición al régimen, que queda soslayado como algo circunstancial y menor". "Tal es la operación que pretenden hoy llevar a cabo los gestores del castrismo casi póstumo con la figura intelectual del autor que de modo más duradero, insobornable y consciente encarnó la denuncia de la dictadura caribeña: Guillermo Cabrera Infante", escribe Savater, que dice que en ese libro "lo más chocante no son las presencias, sino una gran ausencia". "Falta la voz esencial de la compañera constante y más intima colaboradora del escritor, Miriam Gómez. (Fragmento)

Cabrera Infante comienza esta entrevista citando a Martí cuando  el presentador le dice¿ qué le queda de cubano tras 25 años en Inglaterra?

-¡SER CUBANO ES ALGO MÁS QUE VIVIR EN CUBA!
  1. Tentaciones de Verano de El País, 13.08.2011; Fernando Savater. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario