¿Dónde encontrar mis libros?

En Amazon podeís encontrar dos libros míos: 'Síndrome de Ulises,' y Del Procés a la República'

páginas vistas

sábado, 5 de agosto de 2017

Una gota de agua de madrugada.

"¿Qué le pasa a la gota de agua cuando cae en el mar? La gota, sin duda, desaparece. ¿Pero yo qué soy, la gota o el agua de la gota? Al agua de la gota no le para nada cuando desaparece en el mar."  Raimon Panikkar.

Comenzamos hablar por puro azar tras ese texto anterior sobre las 00 03. Ella dio las últimas buenas noches en una nota de voz ( podría decir de jazz) sobre las 03: 46h. 
No soy preciso en casi nada, pero la primera marca de agua y hora está en messenger, y la última en washaps. Así de exacto son las confluencias ahora. Puedes medir las sensaciones de religión y afluencias en minutos.

Dentro de ese tiempo, dos sin dormir. Una que canta, despierta y derrumba a un poeta por dentro. Y otro que lee cuentos y versos anteriores a su vida por notas de voz. (notas de jazz in-versos)

No se han visto. Son parte de una vida virtual que consolidan las palabras y sus voces.
No se han visto, pero tienen en común esencias compatibles, que van del jazz al samba. De la literatura a los lentes para leer. De la vida interior del agua que forman ambos cuerpos, al terror del poeta si no existe  esa piel, que aspira ser alfombra de su piel, o  si solo ha soñado una vez más de madrugada.Es verano y hay luna. El mar se pone húmedo a la misma distancia de su corazón astral.

Ha pasado un día  y el poeta mira un live del Lincon Center on line desde New York.
Un lugar mágico que conoció y desea compartir ahora. Es un homenaje a Nat King Cole y canta Sachal Vasandani & Friends.  El poeta está feliz,  pero incompleto, hasta que mira su washaps...
Y ve su corazón astral. La nota de voz o de jazz, le ha hecho un relato astral y sobrevive.

Su nota de voz, es una gota de agua en un mar de sonidos que llevo dentro, el nombre de ella: es estrella, en hebrero. 

Y a la pregunta inicial ¿si la gota es el agua o la gota al caer al mar? Hay una respuesta química.  La gota se convierte en disolución infinita; concepto aplicado al estudio de disolventes y solutos. Otra cosa es, si esa gota va con alma. 

Para Esther.

No se publicarán comentarios sin firma cuando su criterio afecta la credibilidad del post o de los comentarios de lectores. Si su autor se expone, no tiene porque recibir réplicas de ciudadanos invisibles que se esconden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario