¿Dónde encontrar mis libros?

En Amazon podeís encontrar dos libros míos: 'Síndrome de Ulises,' y Del Procés a la República'

páginas vistas

domingo, 4 de marzo de 2018

Fin de la Estatua del esclavista y negrero Antonio López y López. Tiene hasta defensoras. Claro, Hitler y Stalin también.



El Ayuntamiento de Comillas pide a Colau que reconsidere la retirada de la estatua de Antonio López. El municipio cántabro pone en valor la contribución del empresario al Modernismo o la Renaixença por encima de su pasado esclavista.
"El anuncio de la retirada, con fiesta ciudadana incluida, de la estatua de Antonio López que hay en Barcelona ha indignado al ayuntamiento de Comillas (Cantabria). López, denostado desde hace años por entidades de la ciudad —que han encontrado un aliado en el Gobierno de la alcaldesa Ada Colau— por su pasado comerciando con esclavos, recibió el título de Marqués de Comillas por parte de Alfonso XII en 1878. De ahí el disgusto del municipio cántabro, cuya alcaldesa, Maria Teresa Noceda, ha escrito a Colau para expresar que considera la retirada "un despropósito" y pedirle que "reconsidera de forma sensata" su decisión."

"La alcaldesa de Comillas, en su carta, cometía algunos errores históricos, que el Ayuntamiento de Barcelona se ha encargado de recordarle. Escribía Noceda que López y López, acusado de enriquecerse con el tráfico de personas esclavizadas, "no cometió ninguna ilegalidad, porque vivió en una época en que se permitía".  Es lo que pasa con la amnesia sobre algunos personajes. Cuando López y López traficaba con personas desde Cuba o desde Barcelona con destino a las florecientes plantaciones de la isla antillana estaba prohibido. Es decir, España mantenía como legal la esclavitud pero no el tráfico de personas esclavizadas, en virtud de un tratado firmado con Inglaterra en 1817, 14 años antes de que el púber Antonio viajara de Santander a Cuba."


Hay personas que de verdad creen que mientras más lejos esté el crimen más hay que destacar las "obras filantropas y culturales de los asesinos."
Hitler y Stalin, hicieron obras sociales que sin lugar a dudas ayudaron a engrandecer a Alemania y a Rusia; Franco creó la seguridad social y cientos de pantanos que hoy sirven en Eapaña. Nadie duda de eso. En cambio, a la mayoría no se nos ocurre juzgarlos por sus buenas obras. Sino por sus horrendos crímenes. No solo en sus países sino fuera de estos. El Padrino y Escobar fueran perdonados por esta señora alcandesa de Cantabria. Ella no sabe la cantidad de dinero que regalaron a sus municipios y ciudades.

Antonio López. Era un traficante ilegal de esclavos de libro. Fue traficante legal e ilegal. Y muchos comerciantes españoles siguieron traficando cuando ya no lo era. Pero siendo legal era un crimen. En el traslado de África a América morían o se enfermaban y como animales  los lanzaban a los tiburones. Aunque fuera legal, éticamente este impresentable alcaldesa de Comillas, debería dejar o vender a su familia como esclavos para que sepa que es.

Yo tengo bisabuelo esclavo traído de África. Si pudiera coger a su familia, la de la alcandesa. Ponerle cepos de hierro y llevarla en la bodega de un barco durante un mes, dándole comida de cerdo. Se enteraría como esa historia cruel pasa de generación en generación.

Ya sabemos que no fue el único empresario negrero de catalunya. Si el único que gozaba de una estatua emblemática en el centro de la ciudad al final de vía Laietana.

Que se pudra en un almacen municipal. Al menos allí dejará de recibir mierda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario