¿Dónde encontrar mis libros?

En Amazon podeís encontrar dos libros míos: 'Síndrome de Ulises,' y Del Procés a la República'

páginas vistas

lunes, 3 de noviembre de 2014

El sexo poético de Itha K. Katártika.

 La higiene del gesto
(dedicado a dos manos, las mías)
Ternura es
pagar
en la caja
del supermercado
con las manos
oliendo
a recién
masturbada
Hoy les presento a  Itha K. Katártika,  poeta extraordinaria nacida en España y residente en Berlin, que descubrí en la página de cultura de Pepa Carvajal.  
Itha recita en castellano y alemán simultáneamente estos poemas eróticos sexuales  de una sutiliza y calidad poco común. Convierte lo soez sexual en verso, y las relaciones de la piel en  vida púbica. Es erótica viva  con una poética muy personal, no necesita llegar en un futuro al futuro para madurar ni hacer. Su presente ya pasa por Bataille, Sade, y las Once Mil Vergas de Apollinaire. Tiene las influencias justas del erotismo de referencia universal pero tiene en realidad un olfato y memoria desprejuiciada y juguetona que capta la esencia de su concepto de vida literaria. 
Es desinhibida y actual,  pasa de las convenciones tradicionales, es directa, no tiene prejuicios feministas, le gusta que le den "como a una pera" o ¿perra? para gozar y lo dice y no se esconde, es una eros del siglo XXI, se ve que ha visto mucho sexo, sabe de sus prácticas por las redes, messenger y Skype,  es literatura siglo XXI laxa de estilo directo y sin embragues... Me gusta su sexo.

Poemas y foto poemas:

El mandamiento de la ley de Sexo o el Sexo Mandamiento
El primero: no tomarás
mis orgasmos
como
algo
personal
El silencio del héroe
Y es que
hoy
a los héroes
sólo
les queda
callar
como putas
Tragedia
Y de un zasca,
el Destino
me arrancó
las bragas
de Antígona.
El resto
es
coito
(sin katarsis)
Ansiedad edípica
Últimamente
me molestan
los penes
que
no
son
míos
Blancanieves ninfómana
(dedicada a Lars von Trier, no digo más)
Después de haberse acostado
sin interrupción
y reiteradamente
con los siete
enanitos,
érase una vez
una pregunta
de Blancanieves:
Decidme, queridos enanitos,
¿cuándo llegan finalmente los 40 ladrones?
Curso de lingüística sexual: primera parte
(dedicado a Saussure y el signo lingüístico)
Dichosos los signos
cuyo
significado
sea
correrse
sin referente
Crítica a Kant
(desde las Bienaventuranzas)
Bienaventurados
los que carezcan
de ombligo,
porque sólo ellos
podrán pronunciar
en voz alta
la palabra
"yo’
Educación para la emancipación
Desde que soy
racional,
he dejado de
cagar
y mi sudor
huele
a Heno de Pravia
Imperativo categórico sexual
(Dedicado a Kant, pero sólo metafóricamente)
Folla siempre de tal modo
que tu orgasmo
en todo momento
pueda convertirse en
mío
La higiene del gesto
(dedicado a dos manos, las mías)
Ternura es
pagar
en la caja
del supermercado
con las manos
oliendo
a recién
masturbada



Nota:
tha K. Katártika nació en Alicante en 1975. Estudió oficialmente filosofía en las universidadesde Valencia, Mainz y Frankfurt. Desde el 2008 vive en Berlín, donde trabaja en el “Archivo Theodor W. Adorno” 
El performance  foto central no es de ella. Sino de la artista Ary AP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario