¿Dónde encontrar mis libros?

En Amazon podeís encontrar dos libros míos: 'Síndrome de Ulises,' y Del Procés a la República'

páginas vistas

domingo, 30 de noviembre de 2014

La Bodega de Noah Gordon. Llegada a Hospitalet.

Noah  Gordon en La Bodega, describe la llegada a Hospitalet de Llobregat, en Barcelona de una manera realmente notable. Es otro Hospitalet y otra Santa Eulalia,  pero el terreno de masías y apellidos catalanes Fortuny, Casals,  Freíxas me hizo creíble esta Bodega, que escribió gracias a que su hijo está casado con una catalana, según he leído.

Soy más de literatura conceptual por eso Enrique Vila -MATAS, Guilermo Cabrera Infante, Joyce, Cortázar  me atraen más.  No obstante, mentiría como rata si digo que no leído como un desaforado literatura descriptiva e historia o seudónimo histórica. 

Toda mis asignaturas de la carrera de historia a distancia las hice así. Y al llegar a Europa volví a alimentar mi desconocimiento con novelas menos conceptuales o de estilos, y juegos lingüísticos que las históricas que me ayudaban a llenar  de conocimiento este nuevo y viejo mundo para mi.

Esta hoja cuenta la llegada a Hospitalet de Josep Álvarez. La segunda hoja subrayada es la descripción de una masía de forma notable. ..

Marga Puig si alguien te pregunta que es una masía no dudes en decir : algo que crece de la tierra.. página 31. 2 do párrafo.

(...)" la masía no había cambiado de aspecto desde que la construyera el bisabuelo de Josep. Formaba parte del paisaje, un pequeño edificio de piedras y arcilla que parecía crecer de la tierra misma, con la cocina y una pequeña despensa en la planta baja, una escalera de piedra que llevaba a las dos pequeñas habitaciones de la superior y un desván bajo cuyos aleros se almacena el grano."


2 comentarios:

  1. Me gusta muchisimo ese escritor.la bodega no la he leido aun.pero si todos sus libros anteriores.se documenta mucho y bien.y tiene una narrativa ligera.con alma.te lleva de la mano.te crees el libro.
    Clara

    ResponderEliminar
  2. Mi madre nació en ese barrio, gracias
    Marga Puig.

    ResponderEliminar