¿Dónde encontrar mis libros?

En Amazon podeís encontrar dos libros míos: 'Síndrome de Ulises,' y Del Procés a la República'

páginas vistas

martes, 20 de diciembre de 2016

Balada de Griffin. Canción de Santiago Feliú que refleja unabuenamemoria de los sucesos del Mariel en Cuba.



Para no dejar un sabor amargo de mala fe, tras criticar el bodrio de canción sobre el Mariel del Erik Sánchez.  Me gusta recordar que hay una canción de esos sucesos del Mariel, que destaca. Primero porque la escribió Santiago Feliú que era un cantautor querido y amparado por el gobierno, por su vínculo con su hermano Vicente, y su amistad con Silvio Rodríguez.
No obstante, a los vigilantes del 'misterio de cultura,'  no les hizo ni puta gracia que Santiago Feliú escribiera y cantara 'Balada de Grifin,' Fue en el ochenta, nunca se olviden, cuanta nostalgia, cuánto de culpa tengo y me mata."

No solo citaba el Mariel, sino un negro que vendía marihuana... Justo en la cara del sistema, la respuesta  del público era bestial, la mayoría se identificaba con ella, el Mariel, La Marihuana eran temas más que tabú en ese país. Y yo estaba muy cerca de él. Era más que publicó... Santiago,  no necesitaba criticar al pueblo ni a nadie más, incluso se culpa a sí mismo, sabiendo que él tampoco tenía la culpa.
Esta canción fue publicada en un disco Fue Mañana, de 1988. Aunque la había escrito mucho antes y la cantaba en todos los escenarios posibles.
El arreglo del disco es realmente bueno, la intro y el acompañamiento muy sencillo de piano, batería bajo y sintetizador a ratos,  de balada clásica pop es excelente. Me pone realmente nostálgico esta canción me viene toda la casa del Joven Creador en la Avenida del Puerto. 

Balada de Griffin

(Santiago Feliú)
Fue en el 80, por si se olvidan
algunos amigos de aquella edad que ya no están,
tampoco aquél…

Grifin el negro, el de mi barrio,
el que me convenció de tanto
y que después, al fin, él no entendió.

Escribía cosas de Lawton,
del convento que hay en "B", *
me enseñó el argot y La pupila insomne.

Amaba a Cat Stevens, rimaba el tiempo
y, de tanto rimarlo, no supo hallarle
un verso fiel a su final.

Compraba el cielo por unos pesos,
y tanta altura convirtiósele en brumas
y no supe nada más.

Ahora es otro de los que andan
por el Village o en el Bronx,
remendándose el vacío y el olvido.

Cuántas nostalgias que los desgarra,
cuánto de culpa tengo y me mata.

Fue en el 80, nunca se olviden,
fueron amigos de aquella edad
que ya no están, ya no estarán más.

Cuántas nostalgias que los desgarra,
cuánto de culpa tengo y me mata.


* Lawton es un barrio de la Ciudad de la Habana donde Santiago vivió siendo niño. “B” se refiere a una calle de ese barrio, la calle B, donde había un convento que después del triunfo de la Revolución fue convertido en escuela, aunque se mantuvio la Iglesia de al lado, que todavía existe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario