páginas vistas

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Está mirando el mar desde la finestra de Pau Casals.

Joanna está mirando el mar mediterráneo desde la ventana donde Pau Casals hace cien años también miraba el mar.
Él se fue de aquí, de esta Vil.la Casals, de este mar y no volvió jamás. Lo mismo que yo de una isla.
Joanna ha amanecido en el Vendrell abrazada a esta piel negra de exilio.
Me abraza y sabe de mi tristeza. Yo sé de la tristeza de su vientre nacido que estudia en esa isla que Borges amaba, Inglaterra. Que tu por hablar su lengua y haber vivido allí nombras UK...
Por eso no la abrazo cuando mira el mar.
Sé que escribe un mensaje al mar que atraviesa su nostalgia de una hija del otro lado del mar del norte.
La abrazo en otra mañana que se queda roja de rostro sin ser comunista. Pero si feliz como una perdiz que encuentra el mar.
Casals no debe haberle molestado que un hombre negro de exilio se acostara de forma ilegal en su cama.
Pau Casals seguro sabe mejor que nadie que es amar una piel de mar en la nostalgia del exilio, se llama: música.
Si Pau Casal probara a esta cubana que parece una burguesa en la ventana, seguro abandoraría Springfield como Homer J. Simpson, como he hecho yo con la mitad de su luz.

Poema a Jordi. Que nos dejó su piso en el Vendrell, y le debo un finde de cumple feliz. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario