¿Dónde encontrar mis libros?

En Amazon podeís encontrar dos libros míos: 'Síndrome de Ulises,' y Del Procés a la República'

páginas vistas

miércoles, 20 de marzo de 2019

¿Hubo presidentes de orígenes catalanes en Cuba?

Resultado de imagen de Barnet y Vinageras -catalán
José Agripino Barnet y Vinageras. 



¿Hubo presidentes de orígenes catalanes en Cuba? 6 presidentes y un primer ministro en Cuba fueron de ascendencia catalana, uno había nacido en Barcelona. (Bartolomé Masó, Barnet y Vinageras -catalán-, Laredo Brú, Grau San Martín, Prío Socarás, José Miró Cardona, y Urrutia Lleó)

Quizás una de las formas más contundentes para definir de forma explícita la influencia de los catalanes en la administración de Cuba, que acababa de ser una República independiente en 1902, es en constatar que un presidente de Cuba nació en Barcelona, 5 fueron hijos catalanes presidentes, o primeros ministros en Cuba; y uno lo fue, tres años de la República en Armas, de una guerra que duró cinco años.
El presidente de la República en Armas, Bartolomé Masó Márquez.
Fue presidente de la República de Cuba en Armas entre los años 1897 y 1899. Nació en una finca próxima a Yara, Manzanillo, Oriente, el 21 de diciembre de 1830.  Llegó a ser mayor General del Ejército Libertador. Fue uno de los participantes en la reunión preparatoria de la guerra en el Ingenio Rosario, además de Segundo jefe de las fuerzas libertadoras.
Bartolomé Masó, nació en una finca rústica llamada Cerca Pie, en el partido de Yara, más tarde se traslada con sus padres a Manzanillo, la vieja ciudad que mira al mar, su padre era catalán -natural de Sitges, como Bacardí- y su madre era bayamesa. Recibió educación en el Convento de Santo Domingo.

José Agripino Barnet y Vinageras (1935–1936). Fue un diplomático cubano que ocupó el cargo de Secretario de Estado. Al renunciar el presidente, pasó a ocupar la presidencia de Cuba, por sustitución reglamentaria, desde 13 de diciembre de 1935, hasta 20 de mayo de 1935. Durante su gobierno fijó la zafra en 2,5 millones de toneladas de azúcar y creó el Instituto Cubano de Estabilización del Azúcar.
Nació en Barcelona, el 23 de junio de 1864, pero sus padres habían nacido en Cuba. Terminó sus estudios secundarios en el Instituto de La Habana, y después asistió a la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana. En 1887, se fue a París donde permaneció hasta la instauración de la república en 1902.
En medio de tantos problemas durante su administración, el presidente Mendieta convocó a elecciones presidenciales. Acusado de posible parcialidad y abrumado por las condiciones imperantes, el presidente renunció a su cargo. De acuerdo con la Ley Constitucional que se había aprobado, la sustitución del presidente le correspondía al Secretario de Estado José A. Barnet, quien asumió la presidencia

Federico laredo Bru 1936. 1940. Fue el último de los miembros del Ejército Libertador que se avecindó en el Palacio Presidencial. Ganó la vicepresidencia de la República en 1936, con el boleto de la Alianza Tripartita que llevó a Miguel Mariano Gómez a la primera magistratura. El 24 de diciembre de 1936 ocupa la presidencia hasta el 10 de octubre de 1940.
La gran mancha de su presidencia fue que no permitió la entrada a Cuba a los pasajeros del San Luis, crucero con más de 900 refugiados judíos que en 1939 habían obtenido visa de entrada en la isla debiendo de regresar a Europa, donde 254 de ellos murieron en campos de concentración nazis.
Antiguo linaje catalán. Ya en el año de 1300 había una casa solar de este apellido en la villa de Sanahuja (Lleida). Una de sus ramas arraigó por los años de 1500 en Berga (Barcelona) y sus hijos se extendieron por otros puntos de Cataluña. También hubo casas de este apellido en Mura y en la ciudad de Vich (ambas en Barcelona), y en la villa de Falset (Tarragona).
Ramón Antolin Eulogio Grau San Martín, según los archivos de la parroquia de La Palma nace el 13 de septiembre de 1881, en la finca La Jíbara en las afueras del pueblo de La Palma en el occidente cubano, Pinar del Río. Sus padres fueron Francisco Grau, natural de Cataluña, propiamente de Canet de Mar, y María del Pilar San Martín, natural de Asturias. Tuvo un hermano, Francisco Pablo José. Toda la familia Grau San Martín está vinculada a las clases sociales ricas de La Palma.
Su padre, un rico productor de tabaco, quería que continuase con su negocio, pero prefirió ser médico. Estudió en la Universidad de la Habana y se graduó en 1908 con el título de Doctor en Medicina. Tras finalizar sus estudios vivió en Europa para ampliar sus estudios de medicina y volvió a Cuba en 1921 para ejercer como profesor de fisiología en la Universidad de la Habana.
Abandona su pueblo natal con muy poca edad producto al miedo que sentían ante el posible asalto a La Palma por las tropas de Antonio Maceo, su temor se hace realidad la noche del 29 de marzo de 1896 cuando el General Antonio asalta el poblado, en estos momentos muchas familias ricas palmeras vivían en la capital del país, habían abandonado su tierra natal días antes en el Tritón por el embarcadero de Río Blanco.

Carlos Prío Socarràs, de 1948 a 1952 (nieto de un capitán catalán).
Nació en Bahía Honda, Pinar del Río, el 14 de julio de 1903. Su infancia y juventud trascurrió en La Habana, capital del país, donde cursó sus estudios primarios y universitarios. En 1930 presidió la asociación de estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana y luego se licenció en Derecho. Fue Secretario del Directorio Estudiantil Universitario, organización revolucionaria refundada en 1930 para luchar contra la tiranía machadista.
Al producirse el golpe de Estado del 4 de septiembre de 1933 contra el presidente provisional Carlos Manuel de Céspedes se presentó en Columbia y sugirió a los militares que dieran contenido político al movimiento y tomaran el poder
La falsa incineración de los billetes, constituyó un gran escándalo ocurrido en el año 1949 cuando Antonio Prío que ocupaba el cargo de Ministro de Hacienda en el gobierno de su hermano. Ordenó quemar 39 960 000 pesos recogidos de la circulación por estar deteriorados, sin embargo, en lugar de los billetes en mal estado, lo que se quemaron fue paquetes de papeles, lo cual fue comprobado por funcionarios de la Tesorería Nacional que comprobaron la serie y los números de los billetes que supuestamente debían estar quemados.
En el año 1948 en contubernio con el propio presidente Carlos Prío y sus colaboradores y funcionarios de su gobierno, la Cooperativa de Ómnibus Aliados, le subió el pasaje al transporte de 5 a 6 centavos. La reacción popular no se hizo esperar y fueron quemadas unas cuantas guaguas.
Después del Triunfo de la Revolución Cubana, en 1959, viajó a Cuba y vivió allí 18 años, para regresar posteriormente a los EE.UU. El 5 de abril de 1977 su cuerpo apareció misteriosamente en el garaje de su residencia de Miami con un disparo en la cabeza.
Manuel Urrutia Lleó. Presidente de la República de Cuba de enero a julio de 1959. Abogado de profesión, alcanzó notoriedad cuando emitió un voto particular absolutorio en la Causa 67 que se seguía contra los revolucionarios alzados el 30 de noviembre y los expedicionarios del yate Granma. Por esa actitud fue propuesto por la dirección del Movimiento 26 de Julio para ocupar la presidencia provisional de la República.
La propuesta se concretó tras el triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959 y Urrutia Lleó juró como presidente en Santiago de Cuba en la madrugada del día 2 de enero. Su marcado anticomunismo y su oposición al rumbo radical de la Revolución Cubana le hizo entrar en contradicciones con Fidel Castro y tras una gran presión popular renunció al cargo en julio de 1959.
José Miró Cardona (22 de agosto de 1902, La Habana, Cuba-10 de agosto de 1974, San Juan, Puerto Rico) fue un abogado y político cubano que se desempeñó como Primer Ministro y embajador en España, en el Gobierno de Urritia Lleó, en los primeros dos años de la Revolución cubana que derrocó a Fulgencio Batista el 1 de enero de 1959.

Era hijo del escritor catalán José Miró Argenter, general de división del Ejercito Mambí durante la guerra de Independencia cubana de 1895-1898, además del biógrafo de José Antonio Maceo. Luego se volvió un opositor, debido al rumbo procomunista del gobierno. Exiliado en Miami, se dice que participó en la fracasada invasión de Bahía de Cochinos en 1961, habiéndose decidido que, de triunfar, Miró asumiría como Presidente Provisional de Cuba.

TEXTO DEL LIBRO
"CUBA i CATALUNYA INFLUENCIAS MUTUAS. Autor ARSENIO RODRÍGUEZ QUINTANA. ED MUNTANER." 2019. 
PROXIMANENTE. EN SANT JORDI. BARCELONA.

martes, 19 de marzo de 2019

El olvidado cantante de ópera catalán Hipólito Lázaro, descrito por José Lezama Lima



La bellísima cubana Juanita Almeida e Hipólito Lázaro
Descubrir que su primer texto con intenciones periodísticas de José Lezama Lima, para un periódico de ámbito nacional, Diario de la Marina, sea precisamente una reseña sobre un concierto de ópera, del catalán  Hipólito Lázaro en el Auditórium o el silencio por Rigoletto, es fantástico.
Hipólito era un cantante español que había completado su formación en Milán, después de cantar operetas y zarzuelas en Europa completó su carrera en el entorno latinoamericano, En Cuba propiamente, tras casarse con una cubana Juanita Almeida, en 1917. La característica más importante de su voz era un timbre brillante, reflejo de una voz poderosa, caracterizada, según la crítica operística, por unos agudos electrizantes.

“Los habaneros que dirigían sus pasos al Auditórium para oír al divo Hipólito Lázaro (...) Habrán recorrido aquella Habana de 1915, cuando el tenor emocionaba a los grandes públicos con Rigoletto, regalando mucho más agudos y notas altas que las señaladas en la partitura En aquella función de La Habana de entonces un silencio espeso y flordelisado inundaba la sala. El silencio se arracimaba en torno a los faroles que se atenuaban, como si también quisieran oír al divo de los agudos sin fin. La tensión de la sala era tanta, que parecía ocultar la posibilidad de que, al hacerse la voz aguda y hercúlea, pudiera surgir alguna nota falsa, alguna desviación de aquel chorro que parecía inextinguible”.

Más que reseñar un suceso musical, lo que hace es narrar el suceso recontextualizandolo en su escritura endiablada por una prosa que dilata el acontecer. Este texto demuestra que Lezama era un escritor que defendía su prosa por encima del medio en que se expresara. Gastón Baquero cuenta, que trataba de que él escribiera adecuado el tono general del periódico, pero para él era imposible sustraer sus metáforas, y mucho menos privarse de su erudición acumulada. Eso nos demuestra como convierte la voz de Hipólito en hercúlea, dándole valores de mito griego, hecho que reafirma casi al final del mismo cuando sentencia...
“su voz se bate con los años como Hércules con la Hidra
Hipólito había nacido en la barriada de Gracia de Barcelona el septiembre de 1887 en el seno de una familia humilde. En su juventud trabajó en empleos modestos. Comenzó muy temprano a estudiar solfeo y no dejaba de acudir a los teatros de Novedades y del Bosque para, desde el gallinero, escuchar óperas y zarzuelas cuyos fragmentos retenía fácilmente y después cantaba.
Como cantante de ópera a inicios del siglo pasado tocó literalmente el cielo, cantando en las mejores plazas de New York, la habana, o Buenos Aires.


Después de una dilatada carrera, se retiró de los escenarios en 1950 interpretando en la Habana Marina, Aida y Rigoletto. Sus propiedades fueron confiscadas a raíz de la revolución castrista y eso le produjo un descalabro económico importante en su retiro. Vivió en Barcelona los últimos años de su vida impartiendo lecciones de canto y escribió un libro sobre su esto.
El eminente tenor Hipólito Lázaro. Tarjeta con el programa de sus presentaciones en Sagua la Grande. 1919.
Amelita Galli Curci, como Violetta.
Dorso de la tarjeta promocional de la tournée del divo Hipólito Lázaro con el elenco contratado por Bracale, óperas previstas y precios del abono a las dos funciones.
Hipólito Lázaro en I puritani, de Bellini.
Gran Teatro Santos y Artigas, Céspedes y Libertadores, Sagua la Grande.