páginas vistas

lunes, 30 de julio de 2018

Al Juez Pablo Llarena instructor del Procés le gritan e insultan en Girona. A los indepes, les pegan por una estelada 29. 07.2018

AUNQUE LLARENA VA EN PLAN ARRIMADAS, BUSCA GUERRA, EL ABOGADO DE PUIGDEMONT,  CUEVILLAS LLEVA RAZÓN. SI LE DAS LO QUE QUIERES SERÁS ANTIDEMOCRÁTICO Y VIOLENTO.
"El abogado Jaume Alonso Cuevillas ha tildado de "inaceptable" que ayer un grupo de jóvenes "increpara" al juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, cuando salía de una cena en Mont-ras (Baix Empordà) con el líder del PP en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, y otras personas. También ha defendido que el magistrado cene "con quien quiera".
"He criticado (y recurrido) con contundencia las resoluciones del magistrado Llarena. Pero encuentro inaceptable que se le increpe en la salida de una cena privada. Puede cenar con quien quiera, cuando quiera y donde quiera. Lamento si a alguien le disgusta este tuit", se lee en su tuit personal.
Mientras a Llarena le gritan a los indepes, una diez personas y esto es noticia en ABC, EL MUNDO, LA RAZÓN, exactamente igual que en los abucheos que le hacen a la profesiónal de este show Inés Arrimada, en Manresa  los cosen a golpes a unos indepes, según EL Periódico de Catalunya: 
"Siete personas han sido agredidas este lunes cuando recolocaban una 'estelada' en la plaza Once de Septiembre de Manresa (Bages). Los Mossos d'Esquadra y la policía local acudieron al lugar de los hechos tras recibir una llamada a la una de la madrugada e identificaron a todos los implicados en la trifulca, un total de 17 personas. Seis de los heridos fueron atendidos de urgencia por contusiones leves."
Esta noticia no tiene eco en la prensa nacional. Ni líderes del PP y Cs salen a criticar estas actitudes facistoides, con lo que su silencio les hace cómplices de esos bárbaros.
La ironía es que el TSJC rechaza prohibir los lazos amarillos:
La Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC ha rechazado prohibir los lazos amarillos en las conselleries y las dependencias de la Generalitat.
Lo había pedido Aixeca't-Levántate y lo había hecho con cariz general en todo Catalunya. La fiscalía se sumaba a la demanda, pero la Generalitat había pedido la inadmisión del recurso. Hoy la Sala de lo Contencioso Adminsistrativo le ha dado la razón a la Generalitat. Eso quiere decir que no se pueden quitar los lazos amarillos ni ninguna muestra de solidaridad con los presos políticos y exiliados.

domingo, 29 de julio de 2018

Retratos de una Charla sobre Cuba y Catalunya en el eixample Barcelonés.


Un texto publicado en el "Instituto Cubano de Ciencias Culturales de la Diáspora" el 31. 12 2017.  Es la base de la Charla que ayer dí en Casa Teatro Art, del eixample que dirige Malena y Miquel Marin. 
Me invitaron a dar las novedades del libro que escribo sobre estas influencias de Cuba-Catalunya y viceversa. Que tomó fuerza el 13 de Octubre del 2017 cuando impartí una conferencia en el "Centro Cívico de La Sagrada Familia" que auspició Òmnium cultural como parte de las fiestas del barrio dedicada a destacar los vínculos de Catalunya y Cuba. 
 Un placer para mí hacer este ejercicio de mostrar un trabajo "in progress" en patalón corto y verano. Sin rigidez, en libertad y entre amigo y nuevos...
De todo esto y otras muchas cosas hablé ayer
Aquí casi 20 minutos de esa charla para quienes no pudieron venir. O están del otro lado del Atlántico.



Mi vínculo o azar con Catalunya....
De niño en la barriada donde me crié en La Habana, íbamos a jugar a un edifició que tenía un ascensor singular… El edifició se llamaba: Sarrà. Estaba en 23 y 12 y en los bajos un homeless se hacía llamar el caballero de París.
Luego crecí, y un día en el cole, nos llevaron a una fábrica de “tabacos” llamada Partagás, donde vi torcer “puros,” por primera vez en mi vida; allí un señor leía desde un pulpito, novelas antiguas y contemporáneas: era el “lector de tabaquería” que implantó Partagás con nómina incluida… Fue lo primero que quise ser, Lector de tabaquería.
Me he casado una sola vez en Cuba. Y la madre de mi hija vivía en La Habana Vieja, Colonial, donde el edifició más alto y más elegante se llamaba Barcardí, a quién todos atribuían el invento del ron. Ella, antes de Licenciarse en Farmacia, hacía prácticas en los laboratorios de productos farmacéuticos: Sarrà, llegó a ser la farmacia más grande del mundo en el siglo XIX.
Yo que estudiaba historia en esa época al repasar los presidentes de la república en Cuba descubrí a los presidentes hijos de catalanes: Ladero Brú/Prio Socarràs/ y Grau San Martín… Habían sido presidentes entre 1936 y 1952. O sea, Sarrá, Partagás, Bacardí, Brú, Socarrás, Grau y el modernismo arquitectónico, que inunda muchos edificios habaneros y gran parte del 1er tramo de El Malecón, no era algo catalán para mí. Eran y son parte de la realidad de mi país, de la parte cubana que formó mi personalidad; que cuando llegué a Barcelona hace 15 años, ese “universo de apellidos catalanes” cobró un sentido de realidad de un lugar específico: Catalunya.
Mi niña nunca ha ido a Cuba pero cuando pido crema catalana en Barcelona, siempre le digo que yo en La Habana también la tomaba de niño, pero allí le decíamos: natilla quemada.
Los catalanes no solo se trajeron el dinero de allí para impulsar el modernismo catalán en Catalunya junto con la ‘Havaneres nostálgicas’. Allí crearon y consolidaron, el eje de la economía colonial, republicana y revolucionaria que define a la Cuba de hoy… Cuyos vasos comunicantes son mi definición de la cubanía, dejo testimonio aquí.
Una canción del grupo de rap Orishas decía:
A lo cubano 
Botella de ron 
Tabaco Habano
Donde dice Ron = léase Bacardí.  Donde dice Tabaco = Léase Partagás y casi a ningún cubano le parecerá catalán, sino Cubano.

Dos chicos bailan en Mojito Club, Barcelona. No es su baile es la libertad de hacerlo.

Me llamó mucho la atención la expontaneidad con que estos chicos bailaban en MOJITO, ayer sábado 29 de julio del 2018. Sobre todo por la energía y lo felices que estaba danzando a su libre manera. 
Llevo años sin ir a una discoteca a las 04.00h y ver a dos chicos bailando salsa con  elementos de reggeton,  para mi es bastante inusual, pero me encantó esa libertad. Siempre fue algo, al menos en Cuba, que solo lo hacían las chicas nunca los varones. Busqué en youtube y el video más antiguo de hombres bailando juntos es del 2014, y son dominicanos, bailan merengue. Luego hay otro de dos hermanos argentinos bailando tango en 2017. O sea, hasta en youtube es inusual. Aún el prejuicio pesa.

"El estado de libertad define la situación, circunstancias o condiciones de quien no es esclavo, ni sujeto, ni impuesto al deseo de otros de forma coercitiva. En otras palabras, aquello que permite a alguien decidir si quiere hacer algo o no, lo hace libre, pero también responsable de sus actos en la medida en que comprenda las consecuencias de ellos "
Jhan, mi amigo dominicano que es habitual de Mojito me dice, que sí, que David ha ido hasta la tele a bailar con su profe de Salsa. Sorprende que MOJITO no es una disco de ambiente gay.  Parece haber  una tolerancia en las discotecas  que nadie se asombra de esto en una discoteca latina. Yo que nunca vengo me asombro otros ya no hacen ni caso. Esto tumbara las barreras que quedan entre todos. Es la sociedad que quiero para mi hija.
David lleva mangas cortas. Adam Ventura es el otro. Se nota que no son perfectos bailando salsa, pero para mí, ese hecho es secundario. Hacerlo entre hombres, es para mi notable por lo novedoso y libre.

"El filósofo francés Jean-Jacques Rousseauafirmó que la condición de la libertad es inherente a la humanidad, una inevitable faceta de la posesión del alma, con la implicación de que todas las interacciones sociales con posterioridad al nacimiento implica una pérdida de libertad; " por eso nos pasamos la vida intentando nacer para volver a ser más libres.


viernes, 27 de julio de 2018

Expo Faraó en CaixaForum Barcelona


La seducción que ofrece siempre una cultura que ronda los 2mil años antes de Cristo con un arte que desborda todo lo que somos es siempre una experiencia demoledora. 

A través de una colección de objetos procedentes del British Museum, esta exposición explora los ideales, el simbolismo y la ideología de estos faraones, así como las realidades de la vida en el valle del Nilo.


Si pesa aquello que amo me duele la herida en eclipse de Luna Roja. La Nostalgia.

El título es una variante de un verso de Max Jacob...

Ha muerto en mi exilio, 19 años, seres muy queridos a los que piensas cuando te vas, que estabas preparado para perder.
Hoy hay eclipse de Luna Roja, no la veré con mi hija, tampoco con mi padrastro, Orlando Reyes Sogo que su Alzahimer no dejará reconocerme.
El eclipse no me ha puesto triste. Soy negro, eclipse en sí y en el exilio soy un miembro oscuro de la familia que no ha vuelto nunca aquella isla.
Quizás porque la malicia cultural e intelectual me ha hecho cambiar los frijoles negros y el congrí cubano por el risotto nero que comí en Prato, Florencia. Y el mojo de la yuca, por el pesto. Y sobre todo la natilla quemada de mi tía Lala; por la crema catalana aquí en Catalunya,  que es su origen.

He sustituido el olor nauseabundo y seductor de La bahía de La Habana Vieja donde viví 7 años, por un olor similar que encontré en Venecia.
He renacido cuando comí tasajo en el Palacio de los Jugos (zumos) en Miami, que antes solo comía en los carnavales de La Habana. Cambié mientras vivía en Andalucía, Sevilla, el malecón de Cádiz por el habanero.

He aprendido a sustituir. Pero hay días en vísperas de Luna Roja que no te valen las sustituciones cuando escuchas a Michel Petruchiani en un cd sabiendo  que no puedes sustituir a Gonzalo Rubalcaba cuando lo veías a tres metros de ti en La Habana. Por eso pongo un yambú 'Sambale' de Ignacio Piñeiro. Que canta 'Mario Drake' CHABALONGA y toca el quinto 'Aspirina.' Nadie sustituye eso.


Puedes sobrevivir sustituyendo cosas. Pero cómo puedes sustituir vida. Cómo puedo sustituir el pánico de saber   que mi padrastro ya nunca  va  a volver  reconocerme en vida cuando se convirtió en mi padre en contra de mi voluntad y a favor del cariño.
Su cara fue la última que ví cuando fui al ejército en un autobus infernal. Sus palabras sobre qué era aquel gobierno fueron la Biblia de mi existencia anticastrista.

Antes sabía, o creía tener la fórmula de frenar la nostalgia. Mientras pasa más tiempo piensas menos en ella, pero los momentos en que piensas son grietas.

Todo por volver a escuchar música estéreo y no digital mientras llega la Luna. 

Un tamal que comí en La Sabrosina del Masnou. 22 de Julio 2018.

jueves, 26 de julio de 2018

Taxistas de media España destruyen 30 coches en Barcelona y ni un detenido. Menos los independentistas catalanes cualquiera destroza. Yo ya tengo Uber y Cabify.

Los clientes de Barcelona y de buena parte de Europa quieren y prefieren Cabify y Uber. Por la forma en que se les trata, por ofrecer: agua, wifi, por elegir la emisora que quieren escuchar. Y por ser más baratos.
Montarse en un taxi tradicional en Barcelona u otra ciudad, y aguantar las emisoras que escuchan, además, ninguno tienen wifi, y van con lo más facha de la radio española, o sea Gimenez Losantos, incluido. No merece la pena.
Ayer estos depravados taxistas unos mil de huelga violenta, destruyeron 30 coches y hay  tres heridos graves ingresados. "Además, de los taxistas catalanes también han participado unos 150 taxis de Madrid, Valencia, Bilbao, Gijón, Sevilla o Zaragoza.
Incluso uno de esos coches UBER, llevaba una familia francesa dentro. El chofer avisa (la foto que ilustra el post) es el momento en que el chofer advierte a estos bestias y retrazados de que hay una niña francesa dentro y en vez de parar, golpearon al padre, a la madre y al taxista. A otro conductor le tiraron ácido en la cara.
Dios es bueno, y voy yo con mi sobrino y su hijo y su mujer francesa en el coche y hoy estos " HP" no estuvieran de huelga seguro. Tienen todo el derecho a manifestarse, pero no a golpear a clientes y choferes y gritarle de paso insultos racistas.
Estoy seguro que ninguno hoy ha sido detenido por la policia ni la guardia civil. No había esta violencia en Barcelona desde el 1-O por las porras de la Guardia Civil y Policía. Si llegan a ser independentistas hoy estuvieran presos. Aquí todos pueden ejercer su derecho a la protesta violenta, menos los indepes.
Además, yo soy el primero que jamás me montaré en un taxi tradicional. Ya tengo la aplicación de Uber y Cabify y haré campaña gratis porque nadie vuelva a coger un taxi.
Yo elijo entre muchas marcas la ropa que me pongo o la marca de agua que me bebo, ¿por qué tengo que montarme exclusivamente en taxis tradicionales y más caros?

Nota de un conductor de Uber de Miami... Amigo y seguidor de mi blog. Me aclara casi todo del tema.

"Como bien dices, es el cliente quién debería poder escoger el servicio de transporte. Yo trabajo en Uber Miami y al principio hubo muchos roces entre conductores de taxis y nosotros. El caso de Uber USA es singular. Nosotros tenemos el rango de Contratistas. No somos autónomos tal como se conoce en España. No pagamos una tasa mensual por hacer nuestro trabajo. Mi negocio es tener un coche en regla y un teléfono móvil. Uber me da su software, pide estar legal en el país, número de la seguridad social y una cuenta de banco donde poner el dinero que ganes. Nada más. Ni un centavo. A partir de ese punto y una vez que le doy al botón virtual del móvil paso a ser José Antonio el tipo normal a José Antonio el contratista bajo leyes federales y estatales. Protección jurídica y restricciones territoriales. Eso levantó ampollas en el sector del taxi y con mucha razón. Su modelo de negocio es antiguo, caro e inseguro. Mantener un taxi obliga a pagar muchos impuestos y eso enoja a cualquier empresa de taxis. Pero al final se impuso la sagrada ley de oferta y demanda. La gente se siente más segura en Uber que en un taxi. Conocen de antemano el recorrido y precio del trayecto. Ven en pantalla del celular foto y nombre del chófer que les llevará, tipo y matrícula del auto. Datos personales más opiniones escritas por clientes anteriores sobre la calidad del servicio. Eso no lo hacen los taxistas. Y lo están pasando mal con Uber comiendo trozos de su mercado. Pero ellos entre la resignación y la actualización de su modelo han dejado las agresiones contra nosotros porque el interior de un coche, según las leyes yanquis, es una extensión de tu espacio privado. Cualquier tipo de agresión contra un Uber es una actividad ilegal contra el espacio privado de un individuo que está usándolo como actividad económica como también hacen clínicas, bufetes de abogados en casa rentadas para esos fines. Y por último, perdón por lo extenso de mi opinión, muchos Uber en Miami andan con pistolas. La central de Uber, que está en California, lo prohíbe pero igual se lleva. Lo ocurrido hace un año en el norte de Miami Beach cuando un delincuente asaltó de madrugada un Uber que viajaba con una pasajera fue un botón de muestra sobre cómo está la cosa. El chófer de Uber sacó una 9mm y disparó desde dentro del coche metiéndole cuatro balas en el pecho al joven que iba hacia él armado con dos pistolas. La policía no levantó cargos contra el Uber al considerar que fue en legítima defensa y el hecho creó un curioso presente en Uber Miami. Desde entonces los taxistas son muy amables con nosotros. E incluso nos saludamos al cruzarnos. La realidad que describo funciona sólo en USA. España es otra cosa. Abrazos querido Arsenio Rodríguez Quintana"

Estoy en Miami, de Catalunya. No de La Florida.

Miami Platja, en Tarragona, también existe en Catalunya. Aunque a 90 millas no hay nada parecido a una isla de Cuba, sí a  77 millas está Barcelona,  eje esencial de mi existencia desde hace 17 años. Tarragona, junto con Lleida, Girona y Barcelona conforman las cuatro provincias de Catalunya.  Tarragona fue un núcleo importante  en tiempos romanos y cuenta con arquitectura, Anfiteatro y otras instituciones extraordinarias, no por casualidad fue capital de la provincia romana de Hispania.

Este Miami se empezó a construir en 1952, por iniciativa de Marcelino Esquius, quien vino de Hospitalet de Llobregat y recompró los terrenos éstos donde se comenzó a levantar un núcleo urbano que hoy cuenta con solo 11.500 habitantes nada que ver con Miami, Florida. De estos habitantes yo solo vine a ver a dos, uno que es parte de mi sangre.

En esa fecha, los años cincuenta del siglo pasado,  Miami de la Florida solo tenía 55 años de fundada, lo había hecho en 1896; y para nada se parecía al referente que hoy tiene con la emigración latinoamericana y cubana, que tras el triunfo de la Revolución en 1959 casi la invadió en oleadas, donde cientos de miles de cubanos han convertido ese antiguo balneario de retiro en la 9na población de E.U.

Este núcleo costero situado a unos de 30 kilómetros al sur de Tarragona, Catalunya, en pleno corazón de la Costa Dorada.  No ha tenido el impacto de el Miami de la Florida y quizás la zona donde estoy se parezca mucho aquel Miami en los años 50 del siglo pasado.

No he encontrado el motivo por el cual Marcelino Esquius decidió ponerle Miami ha esta urbanización en pleno Mediterráneo, cuando esa localidad en Florida no tenía la relevancia que tomó años más tarde. Quizás solo lo puso como destino de sol y playa, lo que es hoy, y lo que antes era aquel Miami tras el Atlántico.. 

martes, 24 de julio de 2018

Artísta Rosalía. Cantante catalana Rosalía Vila, 24 años. Malamente y Pienso en tu mirá, revientan youtube.

Después del video  "Malamente" mi ROSALÍA, lo tenía complicado para seguir a la altura. Ha tenido 14 millones de visitas de "Malamente,"  en poco más de dos meses, el primer single de su segundo trabajo, 'El mal querer.' Donde asumió con naturalidad jugar al funky, al rock, al baile callejero muy al estilo del 'trap' más contemporáneo.

Ha centrado su carrera este año en youtube, más que en concursos televisivos como hacen casi todas las niñas de su edad, y no le ha ido nada mal. El video de "Malamente," tiene ese aroma de retratar la ciudad de extraradio. Un extraño aire de polígono industrial donde los camiones con trailer y sus cabinas, los coches tuniados, las vestimentas pop con plumas y chandal son la estética choni, de burla o representación contextual. Este giro de centrarse en videos de youtube, antes se presentaba solo a guitarra,  muy bien realizados y expresivos, ha sido un acierto. Detrás está la productora CANADA.

Antes sacó un disco más cerca del flamenco y no le fue mal. La cantaora fue nominada a Mejor Nueva Artista en los Grammy Latino 2017, ha sido reconocida por la prensa especializada con premios como el Premio Ruido al mejor disco español en 2017 y se ha subido a los escenarios de festivales como el Sónar.

Ahora, la catalana de 24 años, que Pedro Almodóvar ha fichado para su próxima película, saca nuevo clip: PIENSO EN TU MIRÁ, que colgó hoy hace 12 horas ya anda por medio millón... y  mantiene el tipo. O sea, sigue arriba. Excelente !!! Esta vez con mucha sangre en el pecho como metáfora de ruptura y desamor.
Es maravilloso que desde Catalunya también se haya puesto patas arriba el mundo de la música, y el flamenco en particular.
Fragmento de una entrevista en LaRazón a Rosalía el 25.07.2018
.
Rosalía: «En el flamenco lo tienes muy mal si eres mujer, catalana y paya»
¿Cómo le sentaron las críticas sobre la apropiación cultural?
La cultura no tiene propiedad, y me gustaría recordar que el flamenco viene de la mezcla de culturas. Tiene sonido negro, hebreo, árabe y del folclore español y la etnia gitana ha formado parte de él, pero no les pertenece. Ni a ellos ni a nadie. Es una música increíble, rica y antigua. Fue a América y volvió cambiado porque el arte es un diálogo entre culturas. ¿Picasso cuando pintó las «Demoisselles d'Avignon» o las máscaras africanas estaba apropiándose de algo? ¿Un rapero español hace apropiación cultural?.
En el videoclip salen toreros, nazarenos y poligoneros. ¿Fue idea suya?
Yo vivo en Sant Esteve Ses Rovires (Barcelona) que es un pueblo que está como amurallado de polígonos industriales. Siempre hay camiones por todas partes, porque es pequeño, y eso ya forma parte de mi imaginario. Y quería utilizar ese elemento y otros que están presentes en nuestra cultura y descontextualizarlos, mirarlos desde nuestros ojos. Lo que ha hecho con el videoclip Nico Méndez es una pasada.
Entonces, lo de los polígonos...

(Interrumpe) No es gratuito, claro. Creo que tiene que haber fantasía. Cuando haces un vídeo, como hizo Michael Jackson en «Smooth Criminal», no creo que se sintiera un gángster, es que se trata de una mini película, una ficción que a él le conectaba con algo y que se constituye en un poema visual.

Se formó una polémica un poco etnicista. Se le criticaba a usted que, siendo catalana, tuviera acento andaluz.
Mira, es que yo soy del Baix Llobregat y la gente habla así porque los padres de mis amigos son hijos de inmigrantes andaluces. Mi maestro se llama Chiqui y ese hombre habla como habla. Y si escuchas la música y se habla así... Tú eres lo que te viene dado, pero después, lo que decides. Las influencias y lo que aprendes te construyen. ¿Es más lícito que alguien lo haga por la tradición de su casa que alguien que lo decide? No creo. Lo que sí que me sabe mal es que digan que he tenido un privilegio, porque el único que he tenido es que mis padres se matasen a trabajar para que yo pudiera estudiar música. En el flamenco, ser catalana, mujer y paya, más bien, lo tienes muy mal. Me gustaría que la gente que dice eso hubiera venido conmigo a cantar por mil locales como yo hice mientras estudiaba. Yo he trabajado lo que no está escrito para poder dedicarme a la música. Ojalá hubiese tenido privilegios.

“Umbrella Sky Project” de Coral Gables. Yo me encontré otras sombrillas en Génova con mi niña este verano.

“Umbrella Sky Project” de Coral Gables. Una instalación artística  de sombrillas aéreas en plena calle de la ciudad. Donde podrá disfrutarse.
Yo este verano vi y me fotografié hace unos 10 días con una instalación parecida en Génova, Italia, y me encantó. Tanto en la zona de los palacios como en la zona medieval antigua de la ciudad. Creo que es un buen camino que Miami comience a mirar a Europa para dar otra visión de modernidad más allá del hormigón.

"Coral Gables es la tercera ciudad en albergar el proyecto internacional de arte llamado Umbrella Sky. Se trata de una exhibición reconocida que ha adornado calles de todo el mundo. Entre las más famosas se encuentran París y Lisboa, aunque en Estados Unidos ya se expuso en dos ciudades anteriormente. Sin embargo, la particularidad de esta última instalación es que Umbrella Sky en Coral Gables es la más grande de las tres instalaciones. Esto fue posible gracias a una asociación entre la Ciudad de Coral Gables, la Fundación Comunitaria Coral Gables y el Distrito de Mejoramiento Comercial."

Después de aterrizar en Miami, no dudo ni un segundo que su llegada a La Habana ya es una cuentra atrás.


Mi hija y yo en Génova. Italia el 8 de julio 2018.
Getafe. Madrid también las tuvo. Además de París y Lisboa.

Crónica de Pablo Casado (Presidente del PP) cuando visitó Cuba para reunirse con Oswaldo Payá y otros disidentes cubanos.

Esta crónica de su viaje a Cuba  la escribió Pablo Casado para el periódico ElMundo cuando era presidente de las nuevas generaciones del PP. El 24 de diciembre del 2006. Es evidente que Casado no tuvo influencias de su abuelo antifranquista que murió cuando el tenía 7 años. En cambió, por este texto se percibe una gran influencia cubana de su abuela que aún está viva. 

Blogger.

MI ODISEA PARA VER A DISIDENTES. REGISTROS, VUELOS EN VIEJOS AVIONES, MIRADAS AMENAZANTES Y SEGUIMIENTOS POLICIALES. LAS TRIBULACIONES DE UN JOVEN DEL PP PARA REUNIRSE EN CUBA CON LOS OPOSITORES.
¿Qué viene usted a hacer a Cuba?» Esa fue la primera frase que me dirigieron tras aterrizar en el viejo aeródromo de La Habana. Una buena pregunta sin duda. Sobre todo teniendo en cuenta que me la formulaba un militar del servicio fronterizo, dentro de una claustrofóbica cabina de control de entrada a la isla. No me quedó más remedio que mentir, porque yo no venía a Cuba a hacer turismo, que es lo que contesté. En verdad venía decidido a reunirme con los principales líderes de la disidencia al régimen castrista.
Después del interrogatorio, registro y fotografías de rigor, pude salir a la zona de recogida de equipajes donde una decena de militares con otros tantos perros sabuesos saltaban por maletas y olisqueaban turistas, yo creo que más por hambre que por diligencia policial.
Después de una larga espera apareció mi bolsa de viaje, aparentemente revisada, aunque con poca pericia, ya que los libros y medicamentos escondidos en el doble fondo seguían intactos. Fue un acierto hacer escala el día anterior en Cancún, a pesar de haber tenido que viajar en un Yakolev-42 de la empresa estatal cubana. Sin duda mereció la pena soportar los crujidos del fuselaje de la antigualla soviética con tal de evitar la exhaustiva revisión de los equipajes procedentes de los países del imperialista eje del mal.
Hacía tiempo que quería venir a Cuba por razones familiares, ya que mi abuela nació y vivió su infancia en La Habana y mi bisabuelo está enterrado en la gran necrópolis de Colón, en pleno centro del barrio Vedado. Sin embargo fue mi animadversión al comunismo en general, y a Fidel Castro en particular, lo que me empujó a hacer este viaje de apoyo a la disidencia, que está viviendo con miedo e incertidumbre los últimos días del tirano.
Mi misión consistía en acceder a las casas más vigiladas de Cuba, sin ser detenido ni encarcelado. Para ello, me hice, no con pocas dificultades, con un carro de alquiler, guardé la tarjeta fotográfica en una costura del vaquero, las direcciones de los disidentes en un paquete de kleenex, y empecé mi ruta por la casa de Miriam Leiva y Chepe. Tenía que llevarle a él material para sus artículos periodísticos, y a ella medicinas y jeringuillas para las Damas de Blanco, el heroico grupo de esposas de los presos políticos. La pareja vive en un bloque de apartamentos conectados por un angosto pasillo, por el que me siguió un niño en bici intentando agradar: «¡Español, Real Madrid, Ronaldo!». Pero en cuanto me vio tocar el timbre de la puerta maldita frenó en seco, mirándome como al mismísimo diablo, y echó a correr llamando a su madre a gritos.
Las persianas y las puertas del bloque empezaron a abrirse, dando paso a miradas condenatorias y delatoras. Todas menos las de la casa del matrimonio que debía estar ausente, así que me marché a toda prisa habiendo comprobado de primera mano cómo un régimen totalitario puede moldear la conciencia de vecinos y hasta de niños, convirtiéndolos en peones de su granhermano orwelliano.
La siguiente visita fue al Presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos para solicitarle un balance de la situación actual en el país. Elizardo Sánchez me invitó a pasar a una habitación recóndita de su casa en la que había una pequeña biblioteca con los libros que sobrevivieron al último registro y un altillo con un camastro «para apuros».
En la pequeña alcoba estaba Marcelo, un preso liberado recientemente y aún escuálido por los rigores de la condena: «Nos meten en celdas dobles de tres metros por dos, con humedad, insectos y sin poder ver el sol ni probar bocado digno».
Mientras, Elizardo me enseñaba mapas elaborados con la información de presos a lo largo y ancho de la isla. Con puntos rojos señalaban las cárceles del régimen, que habían aumentado un 900% desde 1958 hasta 2004 con más de 120 nuevos presidios. «La represión ha aumentado muchísimo desde que Fidel está enfermo. Pero para España ya no existimos. Sólo sale publicado algo cuando Raúl excarcela a algún preso, nunca cuando detienen a compañeros como siguen haciendo casi a diario. Ayer mismo se llevaron a un chaval de tu edad por escribir un artículo desafecto».
Al regresar al coche me encontré la puerta del copiloto abierta. Miré a mi alrededor con nerviosismo y a dos manzanas de allí pude ver un Lada 1500 con dos hombres dentro mirándome. Así que me puse en marcha más pendiente del retrovisor que de la carretera, lo que estuvo a punto de costarme un pinchazo, debido el estado deplorable de las calles, o el atropello de un par de perros. El viejo coche soviético siguió detrás de forma ostensible, como queriendo darme un aviso.
Finalmente llegué a la calle de la embajada de la República Checa y aparqué en frente. Esa era mi siguiente escala, pues la casa de Vladimiro Roca se encuentra a dos «cuadras» de allí. El motivo de mi visita era llevarle al actual Presidente del Partido Socialdemócrata de Cuba revistas y libros prohibidos en la isla. Es curioso constatar el poder de los libros en una sociedad sin libertad: lo mucho que los desean los oprimidos, y lo mucho que los persiguen los opresores.
Ya sólo me quedaba la etapa más difícil, y a la vez más deseada de mi viaje: la cita con Oswaldo Payá, el líder del Movimiento Cristiano de Liberación y principal cruz de Castro. Habíamos quedado en un lugar alejado de su casa para evitar la vigilancia de las patrullas apostadas en sus inmediaciones. Poco después de llegar al punto de encuentro una vieja furgoneta Volkswagen aparcó detrás del coche. Al ver que era Oswaldo me acerqué hasta él y me dijo que me tumbara en la parte de atrás. Al entrar en su plaza empezaron las miradas desafiantes, los índices acusadores, y me adentré en un escenario kafkiano: pintadas difamantes en los muros, grandes rótulos amenazantes en su fachada, caricaturas frente a sus ventanas.
Oswaldo, su mujer y sus tres hijos viven confinados en una jaula que han convertido meritoriamente en su hogar, con su belén, la pizarra para dar clase a los niños y un pequeño patio, eso sí, enrejado de arriba abajo como todas las puertas y ventanas. Las paredes están salpicadas de pequeños agujeros donde han ido encontrando micrófonos conectados desde la casa de sus vecinos, reclutados por el espionaje cubano.
«Aquí es donde sobrevivimos felizmente al paraíso comunista», me dijo con ironía. Después de un buen rato charlando de generalidades al sabernos escuchados se me ocurrió volver al coche y sacar a Oswaldo fuera de la ciudad para poder hablar tranquilamente. Había empezado a llover con fuerza, lo que ayudaba en la escapada. Salimos rápidamente hacia el Malecón en dirección a las playas del este. Treinta kilómetros después nos detuvimos en la playa de Santa María.
RAÚL, PUÑO DE HIERRO
Sentí una extraña sensación de liberación que me contagiaba Oswaldo, al fin sonriente y locuaz. Nunca he conocido a un hombre tan apasionado por su patria y tan maltratado por ella. Un gigante moral que te iba enganchando mientras relataba con sencillez y humildad las calamidades que ha sufrido a lo largo de su vida por el simple hecho de defender la democracia y el Estado de Derecho en Cuba. Le pregunté por qué no se iba de la Isla. «Sé que me seguirán vilipendiando y que me pueden matar, pero no voy a dejar de luchar por lo que creo. No me iré de aquí hasta que mis hijos puedan disfrutar de la libertad que a mí me arrebataron», me dijo cerrando con fuerza el puño derecho. «Estamos viviendo una situación muy difícil. Castro se muere, pero ha dejado todo bien atado. Su hermano. Raúl siempre ha manejado las inversiones extranjeras desde el ejército, y controla los servicios de seguridad con puño de hierro. El pasado verano, poco después de caer enfermo Fidel, me montaron un acto de repudio enfrente de mi casa con cientos de personas insultándome y arrojándonos piedras. Si la muerte de Castro no se gestiona bien, puede haber un baño de sangre, y los disidentes seremos los primeros en caer. Por eso necesitamos apoyo internacional. La amnistía debe ser el primer paso hacia el cambio político. No se puede hablar de transición mientras siguen decenas de inocentes pudriéndose en la cárcel».
El camino de vuelta fue deprimente. El día tenía una luz crepuscular. La Habana parecía devastada por una explosión nuclear: casas semiderruidas, coches que agonizan entre humaredas negras, mercados sin género que vender, gente deambulando como buscando la salida del laberinto en el que les ha tocado vivir. Ni rastro del mítico ideal revolucionario que pregona la propaganda del régimen.
Al llegar a la plaza de Oswaldo paramos el coche. No sé si por la impotencia de no poder paliar la pobreza que me había trasmitido, o para eludir la inminente despedida, empecé compulsivamente a ofrecerle todo lo que allí tenía, cazadora, paraguas, reloj, chicles, dinero... Con una mirada agradecida, me preguntó si recordaba la escena final de La Lista de Schindler, en la que el protagonista empieza a llorar por no haber cambiado su anillo y su coche por más presos judíos.
Salió del coche, y se alejó mirando hacia atrás sonriendo, mientras a su paso iban surgiendo las miradas ariscas de la gente al reconocerle.
En ese momento me di cuenta de la importancia de vivir en libertad. Y fui perdiendo de vista entre la lluvia del parabrisas y de los ojos al Walesa cubano.
Pablo Casado es presidente de Nuevas Generaciones del PP en Madrid

Los disidentes en libertad, como Oswaldo Payá (dcha.) con Pablo Casado, son estrecham,ente vigilados.

Pablo Casado: una abuela cubana y un abuelo antifranquista del que no aprendió nada.

En su discurso, después de ganar la presidencia del PP, dijo "querer la libertad para Cuba," fue su única alusión al Caribe. En cambio, en una crónica que escribió para ElMundo en 2006 siendo presidente de las nuevas generaciones del PP remarco:
"Hacía tiempo que quería venir a Cuba por razones familiares, ya que mi abuela nació y vivió su infancia en La Habana y mi bisabuelo está enterrado en la gran necrópolis de Colón, en pleno centro del barrio Vedado. Sin embargo fue mi animadversión al comunismo en general, y a Fidel Castro en particular, lo que me empujó a hacer este viaje de apoyo a la disidencia, que está viviendo con miedo e incertidumbre los últimos días del tirano." Él en Cuba, sí se reunió con Oswaldo Payá y posó junto con él.
Javier Negre cuenta esto para el periódico ElMundo el 22 de Julio 2018 Sobre su abuelo antifranquista:
"El abuelo de Pablo Casado encarcelado por Franco. Era médico y sólo por tener carné de UGT fue condenado a prisión, donde se hizo célebre por sus habilidades como cirujano. Se salvó de ser fusilado y murió cuando Pablo Casado tenía 7 años. Toda su vida fue furibundo antifranquista. El abuelo de Casado "ante la falta de instrumental operaba en la cárcel utilizando como bisturí la tapa de una lata de sardinas" Se llamaba Herman Blanco Ramos y era el padre de la madre del líder del PP. En Palencia, donde fue condenado por tener carné de la UGT al estallar la Guerra Civil, se convirtieron en leyenda popular los 'éxitos médicos de Herman' en la cárcel. El Régimen le hizo un consejo de guerra y le condenó a "reclusión perpetua". 
Su buen comportamiento  logró que lo excarcelaran en 1941, aunque no tuvo la libertad total hasta 1956.
Muchas veces el acomodador del cine lo expulsaba al verlo en la sala con su esposa, Olga, aún viva. Mantuvo sus convicciones republicanas hasta el final. Murió en 1988. Y durante toda su vida fue un antifranquista acérrimo y visceral que apagaba la televisión en cuanto aparecía Franco en pantalla.
Su nieto, elegido ayer nuevo líder del PP, dijo: "No gastaría un euro en desenterrar a Franco", ha dicho Pablo Casado."
En 1947, Herman contraería matrimonio con Olga, "una mujer cubana" a la que conoció en Santander. Es la abuela aún viva por la que Casado prefiere no hablar mucho del abuelo encarcelado por Franco."
Esto no quita ni un ápice de extrema derecha a la campaña y elección de Casado como militante activo de extrema derecha que representa, como manifestó Celia Villalobos exministra del PP y vicepresidenta del Congreso. Él y solo él, ha sido quien se ha puesto en ese extremo, más que Aznar y Aguirre, sus padrinos, para quitar votos a Cs y VoX dicho por su boca.
Vinculos familiares con Cuba de expresidentes del PP.
El padre de Aznar también vivió en Cuba, y cuando este pasó por allí dejó bien colocado a empresarios como su ex ministro Matute. Fraga, también de niño vivió en Cuba, y se consideraba cubano y amigo de Castro, quien lo recibía en el aeropuerto y se llevaba de maravilla, hasta hay plazas Manuel Fraga en Cuba. 
Pablo Casado es tan de derechas como Aznar y Fraga o más, y tiene hasta el vinculo con Cuba. Ahora, es el primero con bisabuelo enterrado en Necrópolis de Colón, y que se reunió con disidentes antes de ser presidente del Partido, esperemos cómo evolucionará en ese sentido su política a Cuba. Aznar y Fraga mantuvieron todo igual.