páginas vistas

miércoles, 26 de febrero de 2014

Ha muerto el guitarrista flamenco Paco de Lucía en Cancún, Méjico.

Ha muerto el guitarrista flamenco Paco de Lucía en Cancún, Méjico a los 66 años. Su nombre completo Francisco Sánchez Gómez (Algeciras21 de diciembre de 1947 - Cancún26 de febrero de  2014. Guitarra acompañante del cantaor flamenco Camarón de la Isla y productor de sus discos emblemáticos. Su mayor aporte a la música española en su vertiente flamenca, -además de difundirla por todo el mundo  sobre todo en Asia- fue fusionar el flamenco con la música afroperuana con el  cajón como instrumento de enlace. Antes lo hizo con los bongoes cubanos con Pepe Ébano tocándolos. 
Es difícil no sentir en mi memoria su pieza "Entre dos aguas." Pieza compuesta en 1973 que escaló las listas de éxitos españolas como una canción pop, que lo era, pero con grandes dosis jazzísticas y de fusión latina. Sin duda el rock flamenco y el Latín jazz, le deben mucho, a pesar de que no cuenta con una entrada propia en el único Diccionario de  Jazz Latino (1998) que se ha editado  en España que tiene nada menos que como colaboradores a los españoles Carlos Galilea y Fernando Trueba, aún me preguntó dónde tenían el oído cuando no incluyeron a Paco de Lucía como una influencia determinante en el desarrollo del Jazz Latino que ya tenía más de 30 discos grabados en las fechas de edición de este diccionario, espero lo corrijan pronto..
Gracias a "Entre dos aguas" yo conocí en La Habana de los años setenta la palabra "flamenco." Ese ciclo pude completarlo muchos años después cuando viví durante dos años en Sevilla y tuve el honor de ver tocar a los grandes de este género y sobre todo visitar en el pueblo de Camas, la Peña de Pepe Terremoto, donde pude comprobar in situ, la esencia del flamenco.
Paco de Lucía volvió a La Habana el año pasado y ofreció un recital después de 25 años sin volver. De ese recital es la foto que ilustra el post.
Él es  uno de los responsables que en Japón existan hoy  más de 50 mil aficionados al flamenco, quienes seguro más sentirán el dolor de su pérdida después de España.






martes, 25 de febrero de 2014

El balcón nevado de Jemar Santos en Toronto

No fue un sueño,
lo vi: La nieve ardía. Ángel González .



Jemar, cuelga una foto en Facebook sobre su balcón nevado en Canadá. Ella no sabe que en ese instante, yo estoy quejándome de la lluvia constante que no me deja salir a pasear en el sur de Francia. Percibo que no siempre la naturaleza es tan sutil como una fina lluvia, -"nadie como la lluvia tiene las manos tan pequeñas." Su foto me lleva al invierno de Vivaldi, incluido en "Las cuatro estaciones," un cd que compré en Milán frente a la Universidad. Lo que demuestra que la música no deja que desconecte, ni en las nuevas ciudades que visito.




Luego estamos tomando un café en el Bellini de Bordeaux, junto a la Ópera, y veo otra foto de Jemar donde el balcón es un amanecer paradisiaco... Y me pregunto ¿puede la sensibilidad estética hacer olvidar el estado de ánimo que genera el frío en alguien que nació en el Caribe?


lunes, 24 de febrero de 2014

Restaurante Havanitas Café de París, cerca de la Bastilla.


Una mañana de hace seis años estando alquilando en un hotel cerca de la Bastilla, me fui muy temprano al restauran Havanitas Café de París. En 1999, mi amiga Laetitia me había llevado allí una noche, claro viniendo de Cuba no tenía cámaras para dejar testimonio de este bar-restaurant que tiene todo sus paredes semicirculares  llenas de escenas de  la cultura y la sociedad cubana. Hace seis años con la cámara de fotos hice este pequeño video donde se ven íconos de la cultura cubana todos agrupados en el malecón habanero.
No soy el único, así lo cita Zoé Valés en un post...  "Ayer no se durmió en París, tocaba la Nuit Blanche, la noche que marca el paso del verano al otoño. Este año hemos tenido verano indio, o sea Été Indien, ¿recuerdan la canción de Joe Dassin? Fuimos a la rue de L¡Happe al Havanitas Café, con Eddy Calderón y Elizabeth, su esposa. Luego, a desandar París hasta el amanecer."

 Yo lo recomiendo si te das una vuelta por París, no tienes que haber nacido en una isla.


Nota: Los arquitectos responsables del diseño del Havanitas son Teresa Ayuso y Juan Luis Morales. Estudiaron Arquitectura en La Habana. Ayuso completó su formación estudiando diseño de interiores en la UNAM (México) y Morales los suyos en Madrid y en la Escuela de La Villette (París). Cita de William Navarrete.


Dirección: 11 Rue de Lappe, 75011 Paris, Francia
Teléfono:+33 1 43 55 96 42

domingo, 23 de febrero de 2014

Habana con Kola en el Bar Glaciar en Barcelona. Homenaje a SantiagoFeliú.



Estaban enterrando a Santiago Feliú en La Habana,  y ya en Barcelona Habana con Kola le dedica una presentación en el bar Glaciar de la plaza Real muy cerca de las Ramblas. Me consta la amistad de Carlitos Lage con Santiago ya que fue en su casa del Raval donde ví a Santi por última vez aquí después de un concierto.
Habana con Kola no baja el listón. Hace un tiempo, más de un año, los vi en el Harlem Jazz Club de Barcelona en formato de sexteto y ahora en formato de trío. No obstante, ellos tienen la capacidad de adaptarse al espacio que le dan, son capaces de hacer bailar el son en un mínimo ladrillo. Entre la voz de Dono, el tres y la guitarra de Carlitos Lage crean un triángulo de poder que juro no tiene que ver con la nostalgia. No, no me gustan porque me recuerden nada que haya visto; me gustan, y les doy un Like como el Facebook en inglés porque son buenos en lo que hacen, y coincide  que es música cubana, tampoco porque hacen esta música, me gusta el cómo la hacen para mis oídos, ósea, el buen gusto y placer que generan al crearla. Es una suerte que sigan dando un ángulo de luz a las noches barcelonesas...


Post relacionados: Habana con Kola y la Sagrada Familia del Son.

Réquiem por Orlando Zapata Tamayo.

“No caigamos en lo del paraíso recobrado, vivimos de una resistencia, porque los hombres que venían apretujados en un barco en 1492, caminaron dentro de una resistencia, ellos pudieron ver un ramo de fuego que caía al mar porque sentían la historia de muchos en una sola visión”.
Esta cita me sirve para hablar de una resistencia, Orlando Zapata Tamayo, un negro y pobre cubano de provincias que supo asumir la historia de muchos en una sola visión: comenzar una huelga de hambre mientras estaba en la cárcel y morir a los ochenta y seis días para, entre otros objetivos, le reconocieran su condición de preso político en vez de preso común (condenado por desacato, desorden público y desobediencia civil).
La imagen que los hermanos Castro han dado de los opositores ha sido más al estilo de las películas Memorias del Subdesarrollo (1968) o Fresa y Chocolate, (1992), en ambas, quienes critican y se oponen al sistema son blancos con estudios, hijos de buenas familias y de la capital de la isla.
Orlando era albañil y emigrante del municipio de Banes, provincia de Holguín, curiosamente nació a solo 34 kilómetros de Bariay donde desembarcó Cristobal Colón en 1492, coterráneo de los Castros (Biran), de Batista (nacido en Banes también), todos de la misma región, que engendra "líderes". Tamayo fue a prisión por otra huelga de hambre en el 2003, a la que sobrevivió y por lo que fue condenado a 36 años, para que a otros compañeros de la oposición los pusieran en libertad. No tenía estudios superiores, tenía voluntad, visión e ideas a diferencia de muchos otros, con más estudios pero demasiados miedos, entre los que me incluyo, quienes no somos capaces de convertirnos en mártires por un cambio.
Orlando Zapata Tamayo me recuerda casos de historias no tan lejanas, como el de Rosa Parks, una costurera pobre que en 1955, en Montgomery, se negó a darle su asiento a un blanco como marcaba la segregación racial de Estados Unidos, a pesar de no ser ni el primero ni el único caso, su épica inspiró al entonces desconocido reverendo Martin Luther King y a otros a salir a la calle a luchar por los derechos civiles y contra la segregación racial, que fue eliminada diez años más tarde. Ambos fueron encarcelados, Rosa y Orlando por desacato a una ley imperante, Rosa se convirtió en un icono que nunca se dejó vencer, mientras que a Orlando, su muerte, lo ha puesto en la trayectoria de convertirse en mito.
Requiescat in pace.

Foto del velatorio de Tamayo en Banes, municipio de Holguín.

sábado, 22 de febrero de 2014

Me gusta que el pueblo venezolano purifique a fuego lento la bandera cubana: ¿sabes por qué?

Por estos días los venezolanos  que desean patear del poder a su presidente Nicolás Maduro queman banderas cubanas que Castro ha hecho suya para exportar su enferma dictadura de revolución fuera de esa isla, estos revolucionarios ven en ella el símbolo de su pérdida de libertades, o sea, esta bandera es metáfora de imperialismo castrista que ha cambiado su rumbo. Sepa quien no vive en Venezuela que los chavistas con Maduro a la cabeza han puesto en sus instituciones banderas cubanas con lo cual unen la suerte de sus desmanes a la bandera de un país que no es el suyo. O sea, los venezolanos queman dos pàjaros de un sólo tiro.

Me resulta triste que algunos cubanos se molesten por esa quema cuando en nombre de ese símbolo patrio Castro ha echado de esa isla a la mayoría de los que hoy profesan amor por ella en Facebook y otras redes sociales denigrando a los agitadores de la quema. Éstos cubanos nos los recuerdo protestar cuando  otros estudiantes también venezolanos quemaron un muñeco de Fidel y la bandera cubana hace un año... ¿no se enteraron? Ah, no estaba de moda.
Les recuerdo, para eso soy historiador titulado, que la cruz que usó Adolf Hitler, no nació para ser de los NAZIS, (la imagen primera que ilustra el post es una Esvástica levógira en un mosaico romano del siglo II d. C. hallado en Túnez) pero éstos se apropiaron de ella, y hoy a nadie se le ocurre usar esa cruz porque es un símbolo evidente del odio y la debacle en Europa.
Ver lo que ha hecho Castro en nombre de esa bandera que en más de 55 años la ha convertido en escenografía de su particular dictadura revolucionaria y decorado de sus discursos en la Plaza de la Revolución o el malecón habanero, no está mal darle unos pases por el fuego para ver si se purifica de tanto dolor de muchos cubanos en el exilio, de otros en las cárceles, sin olvidar los que se han tragado las aguas del estrecho entre La Habana y Miami.
En todo el Mediterráneo el cambio de estaciones se simboliza con el fuego como purificador (cremà valenciana o noche de San Juan, por ejemplo), por eso me alegra, a mi me alegra que le den fuego a la bandera cubana a ver si esos colores vuelven a encontrar sus verdaderos matices de independencia y libertad para esa isla, y si del fuego no sale purificada como pensaban los hindúes, hagamos otra bandera, una que de verdad represente al pueblo de Cuba en honor a Quintin Banderas...


Postada. Por favor, sólo para idiotas. No mezclar los mambises con la bandera de Narciso López, está que se ve en mi brazo desde hace años. Pues Carlos Manuel de Céspedes creó la bandera suya en 1868, porque no se acordaban ni él ni sus colaboradores de la diseñada por Narciso López, en 1849-1950. Por cierto, Narciso era venezolano de origen, o sea, los estudiantes venezolanos u otros tienen derecho a quemarla, o/ a purificarla. ¡Viva venezuela cojones!

    Quema de bandera cubana y muñeco de Fidel Castro en enero 2013.

                                        Origen de la bandera cubana y la estelada blava catalana.



viernes, 21 de febrero de 2014

¿Por qué algunos cubanos lloran Kiev como si quemaran La Habana?

    Kiev yesterday, via Alessandro Rancati. 20/02/2014

Muchos europeos -catalanes y españoles con los que hablo en estos días- no saben que cientos de miles de cubanos estudiaron una carrera universitaria o técnica en la ex URSS... O sea, Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, en ruso: CCCP. Desde los años sesenta del siglo pasado hasta que se cayó, -para mí lo tumbaron- el muro de Berlín en 1989, aunque algunos prolongaron su estancia hasta 1992. La formación de técnicos y obreros cubanos en la URSS alude al Convenio del 16 de noviembre de 1960 referente al estudio que habrían de desarrollar especialistas cubanos en la URSS entre los años 1962 y 1963. En virtud de tal acuerdo, las escuelas técnicas y profesionales soviéticas recibieron 550 estudiantes cubanos en 1961-1962 que se prepararían en especialidades industriales, y cerca de 3 mil para especialidades agrícolas, quienes se formarían en los mejores koljoses y sovjoses del país. Según el ya mencionado convenio se preveía que los soviéticos recibirían, a partir del curso escolar 1961-1962 unos 300 estudiantes de ingeniería, otros 100 para prepararse como trabajadores científicos (...) ese fue el comienzo y duró 30 años.  No se engañe, esto era una forma de intentar adoctrinar con métodos socialistas/comunistas a una nueva generación de cubanos.
No obstante, para estos cubanos viajar a este país al final de su adolescencia, fue ver el mundo fuera de aquella isla. La mayoría conoció el amor por primera vez de forma intensa y verdadera, incluso en el mismo viaje en barco, cuyo vaiven ya tuvo historia de piel, sudor y cuerpo. Aprendieron a besar bocas de diferentes colores o/a descubrir bocas de su propio país que le desarrollaron el llamado deseoso de su propia carne.
Gracias ha esto en Barcelona hay cubanos que son guías de turismo en ruso, hay otros que tienen agencias de viaje Barcelona/ Rusia y otras repúblicas, hay algunos que han colaborado con la policía como traductores simultáneos en casos de investigación y sobre todo, y hay otros como Jorge Ferrer, -que además de escritor, ensayista  y blogger-  ganó la cuarta edición del premio "La literatura rusa en España", que auspicia la Fundación Borís Yeltsin, en el 2013. O sea,  mejor traductor de ruso a lengua española dado por los propios rusos.
Tengo la suerte de haber convivido con muchos amigos que me hacen soñar a través de sus relatos asumiendo su papel de Marco Polos, con Bakú, Moscú, SanPetersburgo y la propia Kiev entre otras, pues cuentan con una pasión desmedida su vida allí mezclada con hacerse adultos. Es un verdadero placer escucharlos y saber cuál fue su verdadera piel de verano en esos inviernos que los hizo adultos.
Sin duda todos descubrieron las estaciones que no existen en su país de origen y estuvieron condenados a aprender administrarse lejos de sus padres... En fin, nacían de nuevo lejos de casa y quizás por eso muchos expresan su impotencia o resignación en sus muros de Facebook, Twitter o mensajes de whatsApps con lo que está pasando en Ucrania, sobre todo en Kiev...
A la pregunta: ¿Por qué algunos cubanos lloran Kiev como si quemaran La Habana? Porque para muchos arde el final de su adolescencia y los recuerdos de su segundas ciudades de vida. Para algunos las balas de los francotiradores podrían matar a ucranianos que conocieron en su estancia y aún hoy chatean y están al tanto de sus vidas. 
Me puse en el lugar de estos estudiantes cuando pensé si pasara esto en París, donde aterricé desde La Habana en 1999,  o en Sevilla donde viví luego durante casi dos años..., estaría muy triste...

    Fotos de un grupo de Cubanos en Kiev. 1989-1990.









Nota: Este post incluye citas de un texto aparecido en Cubanuestra.Estudiantes cubanos en la URSS: Memorias y reflexiones de un ex becado. Revista de la que he sido colaborador varios años. La foto es de una estudiante cubana en la URSS, Yusil G. El periódico es parte de la prensa catalana en castellano.

jueves, 20 de febrero de 2014

Carlos Varela, Gerardo Alfonso, Santiago Feliú y Frank Delgado...Ayer yhoy.


Llegaron al panorama musical de La Habana en los años ochenta. Marcaron a una generación que se ha marchado del país, sino toda, una gran mayoría. Las dos fotos que recoge este post van desde sus comienzos en blanco y negro en los años ochenta hasta la actualidad del siglo XXI. Santiago Feliú acaba de abandonar este espacio el 12 de febrero, antes reunió con los de siempre para esta foto...
Refleja el paso del tiempo y los años que llevan en la memoria colectiva de muchos cubanos canciones como Para Bárbara, de Santiago; María Flaca, de Frank Delgado; Sábanas Blancas, de Gerardo Alfonso; y Guillermo Tell, de Carlos Varela... Entre otras muchas que forman la memoria colectiva de una generación en la diáspora.
Comenzaron sus carreras como contestatarios y muy críticos en algunas de sus canciones  contra la censura, el exilio ilegal para escapar de la revolución, el inmovilismo democrático hacia las libertades en Cuba; no obstante, los cuatro, han encontrado "encaje" para la evolución de sus carreras en ese país y siguen viviendo allí: ¿Intentando cambiar las cosas desde adentro?¿Acomodados?¿Conscientes de que fuera de la isla no sobrevivieran de forma permanente?¿Reforzados por otros músicos que han retornado después de unos años fuera? No sé, con casi quince años fuera de Cuba se me hace difícil un análisis para saber si ha servido para sus carreras a largo plazo, me quedo con la nostalgia de haberlos tenido cerca mucho tiempo y disfrutarlos de vez en cuando cuando vienen a Europa y reconstruir, en parte, el final de mi adolescencia con los versos de sus canciones con las cuales enamoré y me enamoraron.


























Retrato de Santiago Feliú de su amigo Carlos Varela. Presentación del libro: Habáname...

    Carlos Varela y Santiago Feliú años ochenta.

Ayer en  la Sala Teatro del Museo Nacional de Bellas Artes en La Habana, Cuba, Carlos Varela presentó su libro Habáname: la ciudad musical de Carlos Varela, editado por Ediciones la Memoria. Este acto, que incluía un concierto del músico se convirtió en un homenaje a Santiago Feliú, fallecido unos días antes. Se unieron los también compositores e intérpretes  Frank Delgado y Gerardo Alfonso. No estuve allí, no obstante,  traigo a este blog un retrato que hizo Varela hace cuatro años para otro libro y que define muy bien su relación con Santi.  El libro que cito no me gustó en su totalidad ni en su concepto, pero esta definición sí.

Santiago:  -Lo que hace Santi sólo se parece a Santi, a mí me gustan todos los caminos por donde se mueve. Siempre ha sido un músico innovador, no sólo con las armonías y las melodías, sino también con su maravillosa manera de tocar la guitarra (que sólo suena a Santiago), el timbre y la fuerza espacial de su voz, que lo convierte por excelencia -para mí- y junto a Donato, en el mejor intérprete de nuestra generación. Nadie canta como Santiago a Silvio, Serrat, Augusto, Donato, Bob Dylan y hasta Fórmula V. Además, no creo que exista alguien como él, que le guste tanto cantar, y cantar y después cantar. Se puede pasar horas y días sin parar, cada vez lo hace mejor. Me gustan mucho los temas que hace al piano. La versión de mi canción India es una de las cosas más emocionantes que le he escuchado, literalmente, la hizo suya. Ese es uno de los grandes valores de Santi como intérprete hacer suyo los temas de los demás. Inventa palabras, cada frase en sus textos, por muy extraña que parezca, tiene un sentido o, mejor, varios. Yo lo adoro, y sé que él también me quiere. Nunca se me va a olvidar cuánto me ayudó en mis comienzos, durante muchos años vivimos casi juntos. Es mi hermano. Página 17."
Carlos Varela. Abril 2010. 
Libro Trovadores de una Herejía. Editora Abril. Cuba.


Nota blogger: He transcrito  y editado este perfil de Santiago Feliú  por Carlos Varela, pues define mucho a Santi. Su altruismo generoso en ayudar a cantautores que no tuvieron en los comienzos el mismo apoyo institucional que él si tuvo.  Gerardo y Frank Delgado cuentan en Trovadores de una Herejía que del viaje Argentina con Silvio en 1985, Santi se trajo vídeos de diferentes artistas admirados por ellos, que veían en casa de Carlos, u otros del movimiento del rock argentino que en La Habana se desconocía y terminaron por influenciar a toda una generación entera. Fito Páez, Charly, Baglietto, Espineta, León Gieco, Pedro Aznar...
Es cierto, que a Santiago le ayudó Silvio Rodríguez y por supuesto su hermano Vicente y hasta Pablo Milanés, los tres fundadores del Movimiento de la Nueva Trova. No obstante, ví a Santi cantar y ayudar a que se conocieran otros que empezaban en los años noventa, tantos que la lista sería inmensa, incluso muchos que ahora pegan textos en sus muros de Facebook donde critican a Santiago por no hacer en La Habana -estar contra Castro-, lo que ellos mismos no hicieron allí y terminaron yéndose del país... Dónde esté y lea esas críticas se partirá de la risa... Enrique Carballea citó el "Te perdono" de Noel  Nicola para éstos. Yo me uno a ese perdón que es una manera de sentir tristeza por estos contenedores de miserias e incidias que han aprendido muy poco de vivir en democracia y respetar criterios que vayan en sentido contrario al suyo. 
Tengo memoria, tengo fotos, estuve en casi todos los lugares, instituciones, Festivales de la Trova, casas particulares, donde ellos -los hoy críticos-  se morían por cantar con los más conocidos de la escena, o sea, el propio Santiago.  Ya te digo, calladitos estarían guapísimos. No es una amenaza para que no hablen, es para que no sientan vergüenza de sí  mismos cuando pase un tiempo y se lean lo que fueron capaces de escribir.

    Portada del libro.




miércoles, 19 de febrero de 2014

Cristo negro en la calle ocho. Te jodes si no te gusta Miami.


En el suelo de Miami, en plena calle 8. Mirando el cielo más próximo a La Habana, luego de estar 12 años sin visitarla ( ya llevo 15 años). Aissa me hizo la foto y me sentí ficha negra... pura vida o Cristo negro de la nostalgia. Es la única vez que he sido un cristo negro crucificado en el suelo de Miami, estaba tan a gusto en el suelo,  que creí sentir la corriente leve de La Habana en mi espalda..., como aquella canción de Celia Cruz, " De La Habana hasta aquí," que escribió un cubano en España que todo el mundo piensa que es español: Emilio Aragón. 
Cuando Ai me la hizo,  quería ser la ficha de ese dominó que ejercia una influencia positiva en mi memoria. Te jodes si no te gusta Maimi, a mi sí... Me encantó. ¡¿Queda claro?!

martes, 18 de febrero de 2014

Leopoldo López, opositor a Maduro se entrega ante la estatua de José Martí.

"Déme Venezuela en qué servirla: ella tiene en mí un hijo". "De América soy hijo y a ella me debo" José Martí

Vestido de blanco y con la bandera de Venezuela en las manos, López apareció junto a una estatua de José Martí en la Plaza Brión de Chacaito, donde miles de sus simpatizantes, también vestidos de blanco, estallaron en júbilo al verlo.



Leopoldo López se entregó "para que Venezuela despierte"
Leopoldo López  líder de la oposición venezolana, ya está en manos de la policía. Se entregó antes del mediodía de hoy luego de encabezar un multitudinario mítin en Chacaíto, donde criticó duramente al Gobierno de Nicolás maduro y dijo que su encarcelamiento debe servir para que Venezuela despierte.

La noticia estremece a los venezolados y a muchos cubanos. Por tres cosas. José Martí, héroe cubano de las luchas contra los españoles y símbolo de lucha por las libertades para muchos latinoamericanos en el siglo XIX;  y por cómo Leopoldo López es capaz de actualizar su vínculo con Cuba en un claro homenaje a las Damas de Blanco, opositoras cubanas a Castro que se visten de blanco en La Habana y luchan-denunciando  la represion por la falta  libertades en Cuba desde el  año 2003;  por su firmeza  estas Damas han recibido el Premio Sajarov de la Unión Europea.
Hay un tercer mensaje mucho mas impactante... Leopoldo señala con la simbología anterior al régimen de Cuba como autor e inductor de la pérdida de libertades en Venezuela... 
Yo me pregunto:  ¿Invita a los cubanos a seguir su camino? Para mí es evidente y para ti...


Post relacionado: ¿Me gusta que los venezolanos quemen la bandera cubana:¿sabes por qué?





Nota: En ocasión de conmemorarse el aniversario 125 del arribo a Caracas del Maestro tuvo lugar la conferencia "Venezuela entre París y Persia. La estancia venezolana de José Martí", del académico Pedro Pablo Rodríguez López, Dr. en Ciencias Históricas, jefe del equipo del Centro de Estudios Martianos ejecutor de la Edición Crítica de las Obras Completas de José Martí y asesor de la Casa de Nuestra América José Martí, de Caracas.


Gracias Yusil, por la info.

post relacionados: Venezuela no es Cuba 
 

¿Cómo Santiago Feliú llegó Argentina? Por Enrique Carballea.

En la primavera del 1985,  mi teléfono me dice con la voz de Santiago FeliuSilvio Rodríguez me acaba de invitar a Argentina con AfroCuba, ¿qué canto? Esa era su primera preocupación. 
El Gago -Santi- que bromeaba con todo, absolutamente con todos y de todos,  con lo único que no bromeaba era con la canción. Nos reunimos horas después en casa de Sergio Benvenuto padre, Uruguayo intelectual amigo de Vigglietti, corresponsal de Marcha en Montevideo, que se quedó a vivir en Cuba y que nos arropo a un grupo de amigos para deleitar sus oídos y el de su esposa Alicia y nos brindaron toda su sabiduría, sus libros, discos y la despensa. 
En esa sala de su casa estrenaron canciones de  Gerardo Alfonso. Alberto Tosca, Frank Delgado, Carlos Varela, Donato y Roberto Poveda y también Pedro Luis Ferrer, allí nos traía mate ya que no había café, Daniel Rabinovich de Les Luthiers o  Daniel Vigglietti nos entrevistaba para un programa de Radio Francia donde era corresponsal creo, sobre la generación de la Nueva Trova que Noel Nicola llamo “ de florecitas y mariposas”… En esa sala y en el apartamento de Carlos en la calle 28 armamos entre todos el repertorio de ese debut… 
Santi estaba más excitado que si estuviera en una Isla desierta con Ingrid Bergman, su amor celuloidico o en la pata del teatro Karl Marx, cuando al fin de tantos años  pudo hacer realidad su sueño de cantar la segunda improvisada de Mediterráneo para Joan Manuel Serrat, versión que se convirtió en antológica.
Se fue para Argentina, regreso con un video del concierto y después de tantos años lo recuerdo así… Silvio abre el concierto con Causas y Azares y un par màs, después canta La Silla e invita a Santiago como una continuidad generacional del Movimiento, Cuando el Santi se quedo solo con la banda en ese estadio de más de 10 000 personas , ni cien conocían quien era Santiago Feliu, la primera frase tartamuda como debió ser fue -Estoy muy nervioso…Veinte minutos después esas 10 000 personas coreaban Una más y no jodemos màs, Oe Oe Oe Oe.  El diario de Neuquen días después decía Santiago Feliu o el recital dentro del recital.
Regreso de Argentina, regalos para todos como Santa Claus, guardo aun dedicado y sin montar el afiche del Pilluelo de Chaplin película que disfrutábamos en familia para ver una y  otra vez cuando Charlot tomaba por el cuello al niño en las más bella escena de amor filial que se recuerde, allí nos contó como se enamoro en casi dos meses de un país de su música de su gentes, Argentina.
Casi veinte anos después cuando le pusimos un Faso a Gardel en Chacarita para que nos bendijera el show de esa noche en La Trastienda,  solo puedo recordar al publico Ayer y Hoy  Enamorado gritando y golpeando las mesas con sus manos, el piso con sus pies Una Mas y No Jodemos Mas, Santiago.
Enrique Carballea. 

nota: Tengo autorización explícita de Enrique Carballea para publicar su relación con Santi... Me las envía personalmente por chat. Las público  pues una serie de "voces" han decidido intentar disminuir la obra de Santiago por su libertad de ser amigo de Silvio o apoyar a Fidel Castro. Quien me lee sabrá que no soy dudoso en este tema, no me gusta ni Silvio ni Castro, pero respeto quien le guste, y muchos de los idiotas que hoy lo critican por esto, hubiesen dado un brazo y una pierna en 1985 porque Silvio  Rodríguez, en vez de a Santiago los llevara a ellos. 

lunes, 17 de febrero de 2014

Conocí a Santiago Feliú en 1974 hace 40 años. Por Enrique Carballea.

       Ricardo, Gerardo, Santiago, "Enrique Carballea," Carlos Varela, Frank Delgado. Lawton,1985.
      (Ver video de Santi y Kelvis Ochoa al final)

Lo conocí en el año 1974 con 13 años en el patio de la ESBUC Niños Héroes de Chapultepec, cantando las canciones de otros y sus primeras. Mientras yo buscaba novias en el patio, suerte que tiene los amigos de los trovadores, cuando ellos cantan tu ligas las que quedaron de la repartición de músicos, pero cuando lo vi tocando a la zurda, afinando la prima del Mi como última cuerda se fue todo a el Carajo dejé la novia para más tarde y nos hicimos amigos al toque. Cuando le canteé una canción del Negro Alberto Tosca y un par de Donato Poveda. Desde allí hasta hoy consumimos la mitad del Humo verde de esta tierra y nos fuimos de aviones. Tuvimos novias y amores comunes, hicimos discos, cientos de conciertos, nos peleamos mil doscientas treintas seis veces y nos hicimos amigos 1237. Amamos Argentina, conocimos a León Gieco y Charly García fue nuestra Biblia. 
Una mañana del 2000 algo, teníamos que ir a la embajada a firmar el visado de la Gira Latinoamericana que me llevaría a casarme con la Mariela y a quien él amo casi más que yo. Precavido llegue 1 hora y media antes de lo previsto para el despertar de Santi.  Santi listo pero con la guitarra lista…me dije esto  huele a quemao. Los papeles de dos canciones en el piso. 
-Vamos se hace tarde. Respuesta: -Iceberg y Beso. Las tiro sin aliento sin abrir la reja del camarote de Nuevo Vedado…  
"Dame un beso/ desmedido y saturado/ de cualquier intención /de amor, oscuro y preso, largo, infeliz, sin tener por qué, escondido, infiel, beso por querer. Dame un beso/ de lujuria calculada, descarado y total, sin fe, bueno y culpable, asustado y cruel, solo hasta los dos, verbo de besar. Sin perdón, sin dios,  de otra pasión, de la desamorada felicidad. Dame el beso/ de la duda sin ternura, de los tristes y cansados del amor, mojado y valiente, que no se me pueda olvidar, solidario y bien, bésame el besar. Sin perdón, sin dios, sin terminar, beso tuyo en este ahora y nada más. Sin perdón, sin dios,lleno de no, beso tuyo para recordar."
-¿Qué dices después de oír esas dos canciones por primera vez?
-Bueno,  Vamos.
-Se me perdió la llave Enrique, hay que buscar un cerrajero, la Puta que me parió.  Pero te acabo de cantar por primera vez dos canciones que terminan Sin Julieta. 

Y allí mismo, me cantó completo Sin Julieta. Tres horas después apareció el cerrajero; más tarde nos dieron las visas; me casé con Mariela y bailé de vals: Beso. Grabamos Iceberg, hicimos Sin Julieta… y ayer (13 de febrero 2014) en un cuarto:  Robertico Carcasses, Ivan Vergara, Ernesto, Darsi y yo, te vestimos Santi como Rey Vikingo que le cantará a Odin en la próxima rosca… 
En un Bolsillo te deje la cuerda Mi para que como guerrero te acompañe en esos caminos de fuego que nos abres para el reencuentro.
Fue el mejor concierto Santiago, solo ahora lo sé..
Hasta el próximo mi amiguito.
Enrique Carballea.
14 de febrero a la(s) 15:31.


Nota: 
ICEBERG. Nunca debí escribir esta anécdota… Debió quedarse para las noches que se unían interminables en mañanas de días que se vivieron y a los cuales sobrevivimos… Pero es para Santiago. Enrique Carballea.
Ah, sobre la foto que ilustra este post, Enrique publicó una nota en su muro, que agrego dos días después de publicado el post...
No soy filósofo ni investigador diplomado del arte. Pero he tenido la suerte de vivir una importante etapa de como la canción cubana en torno a la trova y su pensamiento han ido declinando su fuerza en e
l alma de sus congéneres, al menos en mi barrio… Vivo intermitentemente hace 58 años en el Cerro, 17 cerca del Latino 41 cerca de Villa Marista… Vivo en la Reparto Santa Catalina. Cuna de Alberto Tosca uno de los grandes poetas de una generación del que poco se habla, Sembrando para ti, Fe, Paria, las hubieran querido componer Pablo, Lennon o Serrat.
Mirando la foto de estos amigos hace casi 30 años…. Lo que estábamos haciendo era finalizar como recuerdo para tiempos venideros de cuanto nos queríamos en ese instante y además del comienzo de los ensayos improvisados caóticos, llenos del Te que hacia la madre de Varela, el mejor tomado nunca y con los espaguetis colectivos sazonados por Frank y Feliú, para el debut de todos juntos como un Puño en la Pena de Augusto Blanca en el Guiñol. Solo cabían 120 personas habían mas de 400 entre Sala y Lobby y escaleras Trate de organizar lo inorganisable pero salió y ese día fue luminoso en el Universo, arañamos la mediocridad, poetizaron lo cotidiano hicieron felices a 400 personas que un día contaron que estuvieron allí. Fue exponencial el amor.
Santiago Feliu murió…Los que escribimos sobre el lo hacemos por múltiples razones. Yo he tratado de exorcizar el dolor pero eso es una broma del Santi. Ese dolor será para siempre pero nunca triste. Ya se pasara. El Gago siempre me hará reír, pero a propósito del comentario de Julio Fowler (Me imagino a Noel Nicola, Un trovador sin suerte, que diría Noel Nicola, Te perdono).
Solo percibo que el Puño que deben ser los cantautores cubanos para romper la mediocridad de las mentes y de cualquier sistema de este Planeta Tierra del cual muchas veces me quiero bajar, este tan flojo como Industriales, el equipo de mis sueños
Esa foto de amigos también perpetua la inconclusa obra arquitectónica que habíamos emprendido ilusoriamente contra la Placa de la Azotea de la casa de Santiago en Lawton, nunca la pudimos terminar.
No sabíamos de Placas Pero de la canción y su fuerza Si.
Como siempre les he dicho a mis amiguitos Frank, Gerardo, Carlos, Tosca, separados todo bien cada cual por su camino, el cordón umbilical no los une. Pero juntos cual idea cuantas cosas pasarían. El Puño hermoso delicado y fuerte de la melodía y la poesía
Cada ser humano viene con una razón de vida, la de ustedes perpetuar la belleza y no dejar que quede inconclusa como la azotea del Santi y que mi barrio vuelva a cantar esas hermosas canciones que se pierden en los archivos de la radio
Enrique Carballea.



Nota blogger. Conocí a Enrique a fines de los años ochenta. Era difícil no conocerlo y si eras inseparable de Gerardo Alfonso como lo fui desde finales de los ochenta hasta que me fui del país en 1999.  Enrique es más que la memoria de Santiago Feliú. Un libro sobre Santiago Feliú es imposible hacerse sin su vida ligada al Santi. Desde aquí ánimo a los escritores que lo tengan cerca que biografíen su memoria para sacar al mejor Santiago Feliú.  Para quienes desconozcan la obra de Santiago, Sin Julieta.CD 2002. Incluye Beso.  Arsenio Rodríguez Quintana.





domingo, 16 de febrero de 2014

Yo en casa de Kafka en Praga con mi hija... Amor incondicional.

No conoces el amor incondicional hasta que no tienes hijos. Eso es "casi"  cierto, al menos en mi caso. Conocí el amor incondicional por la música con dos o tres años cuando iba de vacaciones a casa de mi abuela en Santa Isabel de las Lajas e íbamos los domingos al barrio de la Guinea a las ceremonias del Casino de los Congos, donde mi bisabuelo ex-esclavo africano oficiaba como líder de esa pequeña comunidad traída a la fuerza del Congo al Caribe. Mi tía dice -hace poco recibí carta de ella donde me lo cuenta- que aprendí a bailar allí y nunca me asustaron los tambores yuca. Mis primos y yo delirábamos viendo bailar a los mayores y les imitábamos. 
No obstante, tuve antes que mi hija, otro amor incondicional... La literatura. Cuando comencé a escribir y no a leer. Jugar al tenis,  al ajedrez, grandes pasiones de la adolescencia junto a el judo, donde llegué a ser cinta azul, quedaron todos en un segundo plano.  Varios autores tuvieron la culpa, sobre todo Mary Shelley con su Frankestein y Frank Kafka que me cambió la vida con su Metamorfosis. No tuve literatura infantil, o esta fue mi literatura infantil, seres protagónicos  raros e inadaptados.
Me dejaron tal huella que dejé de dormir normal y leía en el cuarto de baño de madrugada, así terminé en un sicólogo que me envió, o sugirió sabiamente a mi madre que me inscribiera en la sala infantil de la Biblioteca Nacional de Cuba... Desde ahí, nunca más, NEVER more, diría Poe, me he separado de los libros. Con tal suerte que la licenciatura en Historia me llevó a trabajar al Archivo Nacional de Cuba durante tres años, pegado al mar y a los libros...

En las dos fotos siguientes, el lector no puede ni imaginarse la felicidad que sentí cuando entré en el Callejón de Oro del Castillo en Praga, y justo me detuve en el N* 22 donde se encuentra una de las casas de Kafka. Maya, mi niña, mi gran pasión incondicional,  me vió  llorando y me dijo - ¿pápa (siempre con su acento catalá), quieres que te haga una foto? Le dije claro mi niña. 
Después me ha hecho muchas fotos, pero esta foto delante de la casa de Kafka, casi tan pequeña como mi casa estudio piso de alquiler en Barcelona,  es casi un milagro. Nunca viviendo en aquella isla imagine que pasearía por Praga buscando los rincones de Kafka nada menos que de las manitas, los brazos y la voz de mi niña. Quien desde su bella ingenuidad, me dijo ... ¿era escritor como tú?  Le dije sí, pero mucho, mucho más grande... Tanto que nos nos cabe en el corazón.... Ostras...pápa... Si!








sábado, 15 de febrero de 2014

Casa de Machado en Colliure. Francia.












Metáfora de amor: flores en la carretera. 14 de febrero.

Pienso en la voluntad y el amor verdadero de quienes están detrás de estas flores y se acercan aquí cada vez que están marchitadas las anteriores y colocan unas flores frescas. Nunca he visto a nadie realizar este acto, tan natural para la mayoría en un cementerio, tan extraordinario en medio de la carretera... Con frío, con calor, lloviendo, o sea, en cualquier condición climatológica que le deparé esta cercanía con las montañas del Garraf, en las cercanías de Barcelona y con la virgen de Montserrat no muy lejos asomando su sierra...  Manos -anónimas para mí-  que se acercan aquí en un acto de amor excelente. Esto más que amor, es frenesí, que diría Cabrera Infante que le gustaba tanto este verso.
Estas flores en la carretera llevo viéndolas hace casi seis años cada vez que voy en coche a mi trabajo en el Prat de Llobregat. Es evidente que este trozo de quitamiedo le quitó la vida y no el miedo a un ser, puede que un motorista o ciclista que son los que más mueren por estas mierdas mal solucionadas en las carreteras europeas y son guillotina para muchos amigos y amigas que van en moto. Solo en España, casi 5.000 motoristas chocaron contra "quitamiedos" en 2005, de los que 700 fallecieron. Universidad de Zaragoza.
Hay una canción cubana muy conocida en los años cincuenta que se llama, Si muero en la carretera de Eliseo Grenet. El escritor cubano Virgilio Piñera hizo suyo este danzón y escribió un memorable poema que llamó: Si muero en la carretera. 

Frág del poema. Virgilio Piñera
Si muero, si no muero,
si muero porque no muero
si no muero porque muero.
Si muero en la carretera.
Si no muero pero en la carretera si muero.
Si muero porque no muero en la carretera.
Si no muero porque muero en la carretera,
no me pongan f, no me pongan l, no me pongan o,
no me pongan r, no me pongan e, no me pongan s,
no me pongan flo, no me pongan res,
si muero en la c.


A quien pueda interesar: Si muero en la carretera -si yo blogger Arsenio Rodríguez Quintana- sí muero, me encantaría que alguien: anónimo, conocido, familiar o lector casual de este blog,  me llevara flores como un acto de amor.  Es más, si muero pronto tan cerca del mar,  me encantaría que Mane Ferret,  Carlitos Lage,  se acercaran a la carretera y me cantaran como anoche lo hicieron en su descarga en el bar Glaciar. 

Si alguien sueña que ha estado en el paradiso y al despertar tiene una flor entre las manos, puede estar seguro...


Nota. Para lectores fuera de  Barcelona. En catalán res, significa, nada en castellano. Con lo cual ese verso en la ambigüedad de la especulación literaria podría leerse, "no me pongan flo, no me pongas nada. 


                                         Habana con Kola o la Sagrada Familia del son en Barcelona.

Philip Seymour Hoffman vivía en Greenwich Village, New York, tan parecido a Gràcia, en Barcelona.

No es noticia que New York nos gusta a casi todos, pero como toda gran ciudad, hay muchos
nuevayores. Yo me quedó con su barrio Greenwich Village. Quizás porque fue el que más me gustó y lo que más se me pareció al barrio de Gràcia en Barcelona donde vivo hace más de 15 años. Entre sus calles se siente la cultura y contracultura norteamericana de los años sesenta y setenta. Del movimiento por los derechos a los gay y lesbianas, a los hippies, y de éstos a los mejores clubs de jazz del mundo. Todo en un ambiente y arquitectura muy europea en sus calles gracias a que el barrio originalmente fue fundado por holandeses.

"En origen, éste era un terreno pantanoso al que los indígenas llamaban Sapokanikan. Cuando los colonos holandeses se establecieron en la isla, acondicionaron esta tierra para sus cultivos y la denominaron Noortwyck (el norte de la comarca). Tras la conquista de Nieuw Amsterdam por los ingleses en 1664, este área se transformó en aldea campesina propiedad del comandante de marina Sir Peter Warren que la bautizó con el nombre de Grin'wich (más tarde derivaría en Greenwich Village."

Soy conciente que ya nadie recuerda  la muerte de Seymour Hoffman. No obstante, yo me pongo triste por su muerte cuando repito peli (Capote) de este actor, y sé que no soy el único. 
Hoy en el café post comida en el trabajo, con las dos Laura, Nuria, y Lauren, una de las Laura's me dijo :-Viste la de Hoffman;  -Le dije; -Sí, escogí para ilustrar mi post sobre su muerte una foto donde lleva  un pantalón verde como el mío, soy así de superficial. -Tú escribes un post de casi todo. -No, sólo de las cosas que hagan de mi cuerpo el efecto de una ola...

Él, además del pantalón tuvo el buen gusto de vivir en ese barrio de New York, que a míme gustó sobremanera cuando visité esta ciudad, con eso comienzo el post hablando del barrio y mi visita.
Hoffman,  además de protagonizar en cine al escritor estadounidense Truman Capote, mucho más creíble que el biotic del escritor cubano Reinaldo Arenas que protagonizó el actor español Javier Bardem, tenía buen rollo no es casual que hiciera tantos secundarios estelares.
Ahora que lo pienso, cuando el escritor Enrique del Risco me mostraba Greenwich Village, exactamente el club donde James Marshall Hendricks, comenzó a tocar y saltó a la fama, hubiese sido un subidon especial que nos cruzáramos con Hoffman. No ocurrió, pero pude ser en el 2011, ahora no será, al menos que él decida vivir en esa parte de Gràcia que tendrá el cielo. A donde  iré a parar.














jueves, 13 de febrero de 2014

Marilyn Monroe lee Ulises de James Joyce.

Ya sé que no es difícil advertir que Marilyn no está leyendo seriamente a Joyce, por una sencilla razón. Yo que llevó leyendo desde que mi madre me regaló El último de los Mohicanos, hace cuarenta años puedo asegurar que la novela que tiene en las manos de casi ochocientas páginas, es imposible sostenerla mucho tiempo en esa posición de equilibrista, nada menos que sobre un listón de manera de un tío vivo. No obstante, creo que sí sabía de que iba la novela, pues la tiene abierta casi al final, en el capítulo erótico, o sea, en el monólogo interior de Molly, el No 18. 
Conociendo su erotismo personal, que hizo de su cuerpo una imagen ícono mundial del siglo XX, estoy convencido que al menos estas páginas si las leyó...
Además, creo que coger y abrir el libro por este capítulo es una señal que envió al futuro a los que sí sabemos de que va este libro, y desea convencernos de que su erotismo no era una novedad, que James Joyce había abierto la puertas para que entrara todo el aire erótico posible nada menos que en 1922, en París cuando públicó esta novela... Dejar esta promoción para la lectura y que hablemos en un futuro de su nombre asociado a esta novela, me parece un acto extraordinario para una actriz y modelo que muchas y muchos cualifican de tonta.
Estoy seguro que Joyce donde esté tendrá que estar contento por saber que Marilyn Monroe tuvo su libro sobre sus piernas, desnudas, perfectas, con crema y las uñas pintadas de color perla.
Tengo en casa a Borges, Joyce, Lezama, Chemtalinski, y Cabrera Infante todos juntitos sobre mi cabeza mientras duermo, cuando tengo insomnio recurro a ellos si lo que leo no me llena.




miércoles, 12 de febrero de 2014

Santiago Feliú ha muerto y no sé que coño voy a escribir de esto...

Frank Delgado: Yo di la noticia de inmediato al confirmarse para que se enteraran los amigos. Tuvimos un teléfono con internet en el hospital y lo puse en mi Facebook.

Santiago Feliú no era mi amigo, pero era casi medio hermano de Gerardo Alfonso como yo, o sea, nos vimos mucho en La Habana, en la intimidad y camerinos de los conciertos, en su casa y en múltiples casas de desgarga habanera. Tuve el privilegio de ir con Gerardo a casa de Santi  un día para ayudarlo a colocar una tele inmensa que se había comprado. Vivía en Calle 13 entre 14 y 12 en el Vedado. Ese día nos cantó una canción que acababa de componer en Argentina, en 1989, que trataba de su mujer, Mi mujer está muy sensible. Si no te gustaba mucho sus canciones, tenías un problema si lo escuchabas en directo sólo para dos personas, pues Santiago con su voz, y su forma de tocar  la guitarra con esa zurda brutal que tenía, podía dejarte realmente destrozado. Debo reconocer que hasta ese instante, aunque lo había visto mucho actuar en muchos lugares y casas particulares, siempre me pareció más el chico que su hermano Vicente empujó hacia arriba a través de Silvio, (sin olvidar que tenía otro hermano que trabaja en el Comité Central del Partido Comunista, realidades que me dejaban dudas de su talento) pero viéndolo en la cercanía, supe que su éxito en Argentina y sus muchos seguidores en Cuba, no era de ayuda, sino de talento. 
Hoy especialmente pienso en Roberto Poveda y Donato Poveda, ambos vecinos de él en su barriada de Santo Suárez donde se criaron todos desde pequeños, además de ser  miembros de su generación. Allí en casa de Roberto Poveda y Donato con su madre en la cocina,  unos años antes de la anécdota anterior,  ví por primera vez a Santiago, quien después de que Donato soltara la guitarra él, la cogió y me asombró con la facilidad que le dió la vuelta  y cantó Grifin el Negro o Balada de Grifin ...fue en el 80, nunca se olviden... 


La muerte es así de puta con los talentos, pero sabemos que estamos aquí sólo de paso. Me pone muy triste esta noticia. Me hace pensar más que nunca en sus otros amigos verdaderamente cercanos, y no de una noche y una foto: Enrique. Carbellea, Iván Latur, Quevedo, y José Luis Barba. También  en quienes tuvimos la oportunidad añadida de disfrutar con él no sólo en Cuba, sino en el barrio del Raval, en casa de Carlitos Lage en Barcelona, o en Hospitalet, donde vivía su hijo y él visitaba cada vez que venía a cantar en la ciudad de Serrat. Santi  deja herida  a su generación, deja Náuseas en un nuevo siglo...



    
        Santiago Feliú. Nara Valdés 


       Donato, Gerardo, Xiomara, Chico Buarque, Frank Delgado, 
        Roberto Poveda, Tosca, Santiago Feliú.

    Foto subida por Juan Pin Vilar. Santi y Donato. 



        Foto del archivo Carlos Varela.


   Evaristo Machado, trovador cubano residente en Canadá, 
    vivió junto a mi la experiencia de ver en Casa de los Poveda
     a Santi con Donato cantar... "Saltarina"...
 Carlos, Santi! Frank! Gerardo. Cuando se unieron para 
  volver a cantar juntos hace un año y poco. 
  Gerar, Frank,  Santi,  Rafael Quevedo, Carlos Varela

       Años ochenta. Gerardo, Santi, Enrique Carballea,  Carlos Varela, Frank...
    Años ochenta...


  Tumba de Santiago Feliú en La Habana, feb 2014.


                              Conocí a Santiago Feliú hace 40 años...Enrique Carballea.

Nota: Declaraciones que abren el post las hizo Frank a la web ONcuba. 15 de feb 2014.