páginas vistas

martes, 31 de marzo de 2015

La pareja perfecta existe: uno indual.

Que nos separemos por desavenencias,  no quiere decir, que la pareja perfecta no exista...

"Él que se enamora con los ojos busca el ciento; dice la sabiduría china en el Libro del Tao; él que se enamora del cuerpo, busca el uno indual. Enamorarse con el cuerpo significa sentido innato de la unidad de las formas."

Era muy joven y habanero cuando leí esto en un libro de José Lezama Lima y debo reconocer que me impactó mucho. Vivir dentro del reino de la imagen poética desde que salí de la adolescencia me ha hecho enamorarme con los ojos y con el cuerpo. Imagen y creación -tiene razón el poeta- forman el uno indual. 

Yo ante la imagen de un cuerpo que me anula los sentidos, suelo escribir (crear)  el matiz que me desvela y hierve;  ahí, antes del contacto entre dos pieles, antes de la relación de líquidos,  está la relación perfecta. El suceso que nos devora y restituye cada cierto tiempo.  Llevar esto a la realidad de una relación en la carne,  es la tarea, -feina en catalán- por la que algunos se nos va la vida.

No quiero parecer pesimista. Pero el mundo virtual ha creado un ADN de la perfección en la relación  a través de la imagen virtual, no olvidemos que "horror vacui," es el miedo a quedarse sin imágenes, me refiero a la imagen y a estar solo.  

Ahora  te emocionas de imágenes durante un tiempo sin llegar a la relación con el cuerpo:  ¿Avance o retroceso del uno indual: o sea, de imagen y creación ?¿Escucha alguien está canción?




foto de Chema Madoz. Metáfora perfecta para mi post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario