páginas vistas

sábado, 1 de junio de 2019

Reseña del concierto de Laura Flores TRIO en Cueva de Lobos, Gràcia.

La imagen puede contener: 1 persona, texto
Algo Contigo, Hablar en Serio, El Último Café, Voy a pagar la luz para pensar en ti,  Los Mareados, Las Cuarenta, Ay PenaLa Gloria eres Tu, todos estos clásicos de la canción romántica  tangos, boleros, filin, que avalan la riqueza  del desamor, dados a conocer por intérpretes reconocibles como Vicentico Valdés, Roberto Carlos, Lola Flores o Rosario Flores, entre otros, en este trío: dos uruguayos y una cubana nos los presentan con un nuevo barniz o matiz de sonidos, el hálito del candombe.
Mario Maeso toca y acompaña con la guitarra queriendo ser o tocar siempre un candombe suave, pero que esconde a ratos un bossa dentro, un bolero o una balada rock o un son. Candombe Cool hace con ese extraordinario tambor piano, un piano. O sea se adapta a cada registro melódico llenando con graves y adornando la melodías con todo el eje del tambor que toca por todas partes. 
Laura Flores por su parte no es una cantante, es portadora de un legado que va desde Elena Burke y pasa por Bola de Nieve. De ambos aprendió que no solo vale cantar canciones sino construir un relato verbal entre canción y canción que el público sepa que está metido en una novela musical que tiene drama, que lleva registros y matices que te hacen olvidar dónde estás y te lleva al origen de algunas canciones.
Con Frenesí me pusieron delante del libro "Mi música extremada" de Guillermo Cabrera Infante, donde confiesa que es su canción `referida, y a veces también es la mía. Con Ay pena, me demostraron que los clásicos de la canción siempre tienen otra vuelta de tuerca si el arreglo es creativo. Y Laura se desató en proyección personal y sensualidad y complicidad con el público con Algo Contigo, donde a los presentes no le queda más remedio que entrar en la canción con sus propias voces. Laura no está en esto de casualidad, sus 28 años con Gema 4 han sido su universidad musical, que ahora también comparte con Haváname, su amplitud  musical es similar a su registro.

El hilo conductor: Candombe

La cultura bantú de la Nación Conga  -lo que hoy Angola y Congo- al ser llevados América como esclavos, colonizaron  culturalmente Brasil (sobre todo en la zona de Salvador de Bahía), Cuba, y el Río de la Plata con sus capitales Buenos Aires y Montevideo.
Esa marea de arrastre del alma de América escondido en síncopa detrás y dentro del tambor piano que toca Candombe Cool en este trío, es lo que uno siente cuando los escucha cristalizados en la voz de Laura Flores, apoyada en la guitarra de Maeso. 
No es casual hay boleros que parecen sambas, hay tangos que parecen boleros o sones, y todo ocurre bajo la escenografía de la negritud y su encuentro en América con instrumentos y cultura Europea que lo teje casi todo con la sincopa reveladora de ese eco de África. 
Ese dolor esclavo que se convirtió en música, deleite y nostalgia, esta noche que he tenido la suerte de estar aquí en la "Cueva de los de Gràcia." Para escucharlos, ellos seguro esperan por ti que me lees, te dejo una muestra con este vídeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario