páginas vistas

miércoles, 31 de julio de 2019

Dos de mis libros duermen ya en casa de Miguel de Cervantes en Esquivias Castilla la Mancha.



■De las cosas más bellas que he podido hacer. Mis libros en ESQUIVIAS. El lugar donde Cervantes comenzó el Quijote. En su casa hay una biblioteca Rafael Alberti ( que pasó por allí) donde desde hoy se pueden leer mis libros "CUBA i CATALUNYA INFLUENCIAS MUTUAS" Y "ME HUBIESE ENCANTADO PARIR A MI HIJA" . Joanna captó el momento con Ángel el Bibliotecario;  y Susana (que no está en la foto y  nos hizo un tour por la casa de Cervantes y Catalina Salazar, su esposa de Esquivias). Para alguien como yo que tuve la suerte de hacer la introducción de El Quijote en Barcelona para la editorial  Linkgua fue un lujo indescifrable.■

Cervantes y Esquivias

La versión mejor documentada (y más probable) de la llegada de Cervantes a Esquivias es la de que acudió a este lugar, atendiendo a la llamada que le hizo Dña. Juana Gaitán, que era la viuda  (aunque ya había vuelto a casarse) del poeta Pedro Lainez. Dña. Juana Gatián, que pertenecía a una de las familias más influyentes de Esquivias, quería que Miguel la ayudase a publicar un Cancionero de su difunto esposo.

En Esquivias vivían hasta entonces hasta treinta y siete hidalgos, según la relación de pueblos de Felipe II. Esta población tan nutrida de caballeros, damas y hombres de armas en un pueblo pequeño como este debía disfrutar de una vida social muy activa.
Juana Gaitán debió de ser la embajadora que introdujo a Cervantes en esta élite social. Debió de ser bien acogido entre aquellos hidalgos un hombre que venía con la aureola de héroe de la batalla de Lepanto, su cautiverio en Argel y además como escritor de varias novelas y comedias.
Aquí conoció Miguel de Cervantes a Catalina de Salazar y Palacios, una joven de 18 años, hija de hidalgos y sobrina de don Juan de Palacios, teniente cura de la iglesia de Santa María.

Boda de Cervantes y Catalina

Cervantes y Catalina de Palacios contrajeron matrimonio poco después de conocerse, el 12 de Diciembre de 1584 en la iglesia parroquial de Esquivias. En la Sacristía se conserva el libro de matrimonios que recoge la constancia documental de este enlace:
“Año 1584. En 12 de diciembre, el reverendo señor Juan de Palacios, teniente, desposó a los señores Miguel de Cervantes, vecino de Madrid, y doña Catalina de Palacios, vecina de Esquivias. Testigos: Rodrigo Mexia, Diego Escribano y Francisco Marcos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario